Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
26M

¿Por qué Aguado reniega de cualquier pacto con Gabilondo?

Ciudadanos reafirma que prefiere pactar con el PP, que seguiría en el poder tras 24 años. Además, necesitarían el apoyo de la ultraderecha de Vox

pactos madrid
El diputado de Ciudadanos Igancio Aguado, en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid este jueves.

“Me veo gobernando con quien se comprometa a cumplir más puntos de nuestro programa, se llame Gabilondo, se llame Garrido o se llame como se llame”. El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad, Ignacio Aguado, decía eso el pasado septiembre. Llegado el final de curso, el discurso es otro: su socio prioritario es el PP, pero para mantener el gobierno necesitarán el apoyo de la extrema derecha de Vox.

En línea con la estrategia nacional de Cs, Aguado -que ha sumado a su equipo al expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido, que dejó el PP en medio de la campaña- anunció un contundente veto al candidato socialista. Lo hizo un mes antes de las elecciones generales y dos antes de las regionales. Estos son los motivos que ha esgrimido desde entonces para descartar cualquier tipo de negociación con el candidato socialista. Hay razones que tienen que ver directamente con gobernar la Comunidad y otras que no: según Aguado, Gabilondo "ha abrazado el independentismo".

Razones que tienen que ver directamente con gobernar la Comunidad

  • “El PSOE de Gabilondo pide a Podemos e IU que lleguen a un acuerdo para que los votos no se queden "en la basura". Está claro con quién les gustaría gobernar para freír a impuestos a los madrileños”, tuiteó en abril Aguado. Mientras los socialistas apuestan por una subida de impuestos a las rentas más altas ("el 98% de los madrileños no pagarán un euro más de impuestos”, dijo en campaña Gabilondo), Cs defiende la bajada de los mismos. Ciudadanos no comparte "ni el modelo fiscal ni el territorial del PSOE”, ha dicho Aguado tras su reunión con Gabilondo este jueves. "No queremos un infierno fiscal en la región ni relaciones asimétricas e insolidarias entre territorios", ha añadido.
  • En materia programática, aquí puedes comparar las propuestas de los partidos. Si los socialistas apuestan por la universidad pública, Aguado apoyó al PP para crear tres nuevas universidades privadas en la región dos meses antes de las elecciones del 26M. A la vez queel PSOE cuestiona los conciertos privados en sanidad y en educación (de cara a la creación de nuevos centros escolares, el programa socialista refleja que la cesión de suelo público por parte de los ayuntamientos será solo para construir centros públicos).
  • “Sabemos que el socio preferencial del señor Gabilondo ha sido y es para formar gobierno el señor Errejón” (22 de marzo, en su anuncio al veto al PSOE madrileño)

Razones que no tienen que ver directamente con gobernar la Comunidad:

  • “Gabilondo ha decidido abrazar el independentismo”, tuiteó Aguado el 22 de marzo con su veto. En su declaración dijo: “Ciudadanos quiere decirles que por encima de los programas electorales están los principios. Y yo no puedo gobernar la Comunidad de Madrid con alguien que piensa que por nacer en una comunidad distinta tienes más derechos que el resto de españoles. El voto de los madrileños no puede servir para apoyar la independencia, el procés, para que el señor Torra siga dándose paseos por la Moncloa. y por supuesto para que el Gobierno de España siga haciendo la vista gorda mientras algunos pisotean la Constitución y la convivencia en Cataluña”. Aguado se refería a unas declaraciones de Gabilondo días antes en Los Desayunos de La 1. Preguntado sobre la posibilidad de que Sánchez negocie una eventual investidura con partidos independentistas tras las elecciones generales, su contestación circunscribió ese posible diálogo dentro de los límites del respeto a la Constitución y a las leyes.
  • El voto de los madrileños no puede servir para apoyar la independencia o el procés”. “Mientras Pedro Sánchez pacta con el PNV y Bildu el Gobierno de Navarra, Gabilondo calla. #Madrid no se puede permitir tener un presidente cómplice del nacionalismo”, escribió Aguado en Twitter la semana pasada (el 2 de junio).

Teniendo todo esto en cuenta, el acuerdo entre liberales y socialdemócratas en Madrid parece complicado. Pero si se mira hacia la derecha, el camino tampoco se ve con nitidez: Vox insiste en sentarse en una mesa de negociación y ha hablado sobre consejerías. Ambas son, por ahora, líneas rojas para Cs. Las negociaciones continúan. PP y Ciudadanos tienen previsto reunirse este viernes a las 10.00.

La "mano tendida" de Vox

EFE

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, espera sentarse con Ciudadanos "para poder hablar de un acuerdo o poder pactar algo", como los puestos de la Mesa de la Asamblea, ya que considera que el diálogo es "una regla básica" de la democracia.

"Seguimos con la mano tendida (...) esperemos que Ciudadanos deje esta posición de exigencia y de amordazar a los votantes de Vox y finalmente se siente por lo menos a hablar, que tampoco estamos pidiendo tanto", ha comentado.

Preguntada sobre si descartan la opción de consensuar un pacto 'a la andaluza', que consistiría en un Gobierno de PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox, ha respondido que "a los que no les vale el modelo a la andaluza es a Ciudadanos".

El candidato del PSOE-M a la Comunidad, Ángel Gabilondo, ganó las pasadas elecciones autonómicas con 37 escaños, pero tiene difícil gobernar porque la suma de los diputados del PP (30), Ciudadanos (26) y Vox (12) alcanza la mayoría absoluta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información