Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alumnos de un colegio concertado en Madrid piden que el uniforme de las chicas tenga pantalón

El centro obliga a las menores a utilizar falda en el atuendo escolar

La puerta principal del colegio Santa María de la Hispanidad, en el distrito de San Blas-Canillejas.
La puerta principal del colegio Santa María de la Hispanidad, en el distrito de San Blas-Canillejas. GOOGLE MAPS

Alrededor de 320 escolares del colegio concertado Santa María de la Hispanidad, en el distrito de San Blas-Canillejas, pidieron "hace unos meses" a la dirección que permita a las chicas llevar pantalón en el uniforme, según informa el director, Pablo Carbajo. En la misiva, firmada por chicos y chicas, los menores reclaman el cambio en la uniformidad, obligatoria, porque "se quejan de que pasan frío", cuenta Carbajo, quien sostiene que en la petición de los menores "no se aludió al sexismo". Aunque, según ha avanzado este jueves la cadena Ser, las menores también protestan porque se les sube la falda con el aire, algunas tienen complejo físico o, directamente, no pueden correr a gusto, ya que se sienten incómodas y observadas. 

"Cuando recibimos la propuesta, el consejo escolar la valoró y decidió posponer la decisión hasta el 21 de junio, cuando llega el final del curso", cuenta Carbajo. Según la dirección del centro, el reclamo de los menores sorprendió al Ampa del colegio "por lo bien que habían cursado la petición". Sin embargo, las familias de las menores les apoyan. "Esta solicitud de los niños es muy importante y hay que tenerla en cuenta", asegura en la Ser una de las madres de los estudiantes que han firmado esta propuesta. "Las niñas ven como discriminatorio el hecho de que no puedan llevar pantalón largo, hay muchas actividades del día a día en el colegio que no pueden hacer como el resto de compañeros", explica.

El colegio, que en su web se define como defensor "una educación de moral cristiana y de valores humanos", asegura que en ningún momento pretenden "restringir la libertad de los menores". Y que, en estos momentos, sí se contempla la perspectiva de género a la hora de decidir si levantan el veto al pantalón femenino. Carbajo, director desde el pasado mes de febrero, dice que el colegio modifica su normativa interna cuando "una mayoría importante lo pide". El centro, que siempre ha sido mixto, tiene un total de 1.200 alumnos entre 3 y 18 años, ya que los admite desde el primer ciclo de infantil hasta el bachillerato.

El reglamento interno del centro aclara que las menores tienen prohibido el uso de faldas "demasiado cortas", y que, en caso de que se incumpla, "se puede prohibir la entrada a la infractora". También están prohibidos los pendientes, los piercing y los tatuajes dentro del recinto escolar. Tampoco se adapta a la normativa el pelo demasiado largo, los tintes, crestas, coletas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información