Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con los socialistas en el distrito del arte de Carabanchel

Varias naves industriales de la zona tienen una segunda vida de mano de artistas

Pepu Hernández y Ángel Gabilondo (izquierda), durante su visita al polo cultural del Polígono ISO-Carabanchel.
Pepu Hernández y Ángel Gabilondo (izquierda), durante su visita al polo cultural del Polígono ISO-Carabanchel.

La gentrificación tiene inconvenientes que algunos saben convertir en oportunidades. De la bohemia a precio de lujo en cualquier barrio del centro a Carabanchel existen varias fronteras más allá del río Manzanares. Varios colectivos de artistas han querido salvarlas al establecerse en antiguas naves industriales. Donde antes se fabricaban motocarros, hoy se pintan cuadros y se fraguan instalaciones conceptuales. Como en el caso del polígono ISO, donde este jueves aparecieron Pepu Hernández y Ángel Gabilondo, los dos candidatos socialistas, de visita.

Les esperaban en la puerta el croata Marko Zednik y el gaditano Alejandro Boutubil. A ellos se fueron sumando otros artistas, según la caravana de candidatos atravesaba los tres distintos espacios con nombre propio en los 12.000 metros cuadrados de la antigua factoría: las naves Oporto, Mala Fama y Catorce Quince. Entre botes de pintura por el suelo, pinceles y un eco de flamenco en streaming, Hernández y Gabilondo preguntaban y prometían apoyo a sus reivindicaciones. Sobre todo, IBI reducido y ahuyentar posibles cambios de uso que derriben los espacios para urbanizar viviendas.

Sin apenas apoyos y discretamente, más de 200 artistas se han ido estableciendo por Carabanchel en los últimos años y han constituido un espacio alternativo para la creación. No solo en las artes plásticas, también en la música y el teatro con salas como El Montacargas, Tarambana o Arte y Desmayo. “No es un lugar bonito”, comenta Zednik, “pero nos obsesiona que se respete el nuevo uso que le hemos dado”. Con toda justicia y por mérito. Su alternativa responde a una necesidad vital: la búsqueda de espacios amplios para crear y almacenar su propio trabajo. Algo imposible ya al precio del mercado en Latina, Lavapiés, Malasaña, barrio de las Letras

Así es como las más funcionales calles que rodean el eje de General Ricardos se han enriquecido con el trabajo de todos ellos. Faltaron muchos, pero allí estaban también para recibir a los candidatos Miguel Ángel Tornero con sus collages góticos de cartón, Sonia Navarro, Nieves Sebastián, Manuel Saro o Miki Leal, a quien Gabilondo, en sus obras, vio cierta vena neurótica. Y se lo soltó, aunque con tono de consuelo: “Lo digo en el buen sentido que para eso debe tener un artista”, comentó el filósofo.

INFÓRMATE AL MINUTO DE LAS ELECCIONES

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (registrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo) y, si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Antes habían pasado por los estudios de Rafael Díez, médico y fotógrafo de espléndidos retratos en claroscuro o de Marta Corsini, Ruth Quirce y Carlos Aires, donde contemplaron su video de dos geos con casco y chalecos antibalas bailando el tango, sus santos patas arriba con máscaras sado o su intervención en diversos billetes de curso corriente, en los que es capaz de introducir pateras en euros: “La dinerología”, comentó Gabilondo. O la necesidad de que esa labor transformadora de espacios no les salga a la larga cara. Hernández se comprometió a apoyarles. “En la alcaldía nos tendrán para ayudar, no para poner trabas”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información