Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cotino defiende ante la juez que solo fue un voluntario en la visita del Papa

El expresidente de las Cortes Valencianas presenta un informe pericial que sostiene que la fundación que organizó los actos era privada

Juan Cotino, este tras declarar ante la juez.
Juan Cotino, este tras declarar ante la juez. Europa Press

Juan Cotino ha declarado este martes ante la juez que fue solo un "voluntario" en la organización de la visita del Papa a Valencia en el año 2006. El que fuera presidente de las Cortes Valencianas con el PP comparecía en la causa que investiga los contratos, por importe de nueve millones de euros, de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias. La Fiscalía Anticorrupción acusa a Cotino y al resto de imputados de malversación y prevaricación al considerar que, puesto que la entidad se financió casi exclusivamente con dinero de las Administraciones, debió atenerse a sus normas de contratación.

Cotino ha presentado el informe de un abogado del Estado en excedencia en el que se defiende que la fundación era privada. La entidad estaba integrada por el Arzobispado, la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia. En el procedimiento hay ocho investigados, entre los que figura el expresidente Francisco Camps.

La causa que instruye el Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia nació de una de las piezas del caso Gürtel en la que Cotino también ha sido procesado: la que está centrada en los contratos de la desaparecida Radio Televisió Valenciana para retransmitir mediante un sistema de megafonía y grandes pantallas instaladas los actos de Benedicto XVI en Valencia. En esa pieza de Gürtel, el ingeniero José Selva, que fue el responsable de las infraestructuras de aquel encuentro, afirmó que a pesar de no tener un cargo relacionado con el asunto —Cotino era entonces consejero de Agricultura— era él quien en realidad "cortaba el bacalao".

Cotino, que como su amigo Camps acumula varias causas judiciales —también está siendo investigado en el caso Erial que mantuvo ocho meses en prisión al exministro Eduardo Zaplana—, ha sostenido este martes ante la juez que él solo fue un voluntario. Y que participó a petición del arzobispado, que lo buscó debido a su experiencia en cuestiones de organización y seguridad —fue director general de la Policía— y eventos relacionados con el Vaticano, como la canonización de valencianos.

También ha asegurado que solo fue una voluntaria Henar Molinero, que fue jefa de organización en el gabinete de Camps y secretaria general en la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias. Molinero ha afirmado que la última palabra a la hora de tomar decisiones las tomaba el Arzobispado y que ella no se encargó de la contratación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información