Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulan un punto de venta de droga a 10 metros de un colegio en Castellón

Los cuatro detenidos se turnaban para atender a los clientes, en su mayoría jóvenes, las 24 horas del día desde una vivienda particular completamente blindada

Dinero y dosis de droga interceptadas a la banda que operaba a 10 metros de un colegio.  Policia Nacional
Dinero y dosis de droga interceptadas a la banda que operaba a 10 metros de un colegio. / Policia Nacional

La Policía Nacional ha desarticulado en el distrito marítimo de Castellón un punto de venta de cocaína y marihuana al menudeo abierto 24 horas y situado a apenas diez metros de un colegio público. La vivienda desde donde se distribuía la droga, en su mayoría a clientes jóvenes, estaba fortificada con un sistema de dobles puertas y barras de acero. La venta se hacía desde la puerta principal, donde se preparaban las dosis de forma rápida. Hay cuatro detenidos, entre ellos el cabecilla y propietario del domicilio, con antecedentes policiales por los mismos delitos y para el que ya se ha decretado su ingreso en prisión.

Según han informado desde la Policía Nacional, se trata de un “importante punto de distribución de drogas al menudeo” ubicado en una vivienda del Grao de Castellón. El dueño de la casa se hacía cargo de la mayoría de las ventas, aunque era relevado por otras tres personas, que también han sido detenidas en este operativo. Lo hacían cuando éste se ausentaba para poder mantener el “negocio abierto a todas horas” y atender a la clientela, de perfil principalmente joven.

La investigación se inició tras tener conocimiento de que un domicilio particular situado muy cerca de un colegio público del Grao podría estar distribuyéndose sustancias estupefacientes de forma ininterrumpida. Con las pesquisas policiales, los agentes averiguaron que el propietario de este domicilio regentaba un punto de venta de droga al menudeo en el que se suministraba tanto cocaína como marihuana, “y todo ello a escasos diez metros de un colegio público”, han incidido las mismas fuentes.

El punto de venta estaba diseñado para poder vender la droga directamente en la puerta principal de la vivienda, “perfectamente enfocada hacia el colegio, con todo lo necesario para preparar una dosis de forma rápida y eficiente”.

En el registro domiciliario, los agentes se encontraron con una casa perfectamente “fortificada” que disponía de un complejo sistema de seguridad en todas sus entradas y que contaba con un blindaje de doble puerta. Todas estas puertas estaban reforzadas además con tres barras de acero de siete centímetros de diámetro que hacían las veces de cerrojo, “medidas todas ellas que hicieron que fuera necesario el empleo de avanzados y especializados medios técnicos para poder acceder a la vivienda”, han señalado fuentes policiales.

Para atender su negocio de forma permanente, el cabecilla se apoyaba de los otros tres arrestados que residían en su domicilio y que se encargaban de atender el punto de venta en los momentos en el que no estaba presente.

Los cuatro detenidos son el dueño de la vivienda y sus tres ayudantes. Además se han intervenido numerosos útiles para la elaboración de las dosis de cocaína y marihuana, así como también la cocaína y la marihuana que ocultaban en el domicilio.

No es la primera vez que el cabecilla de este punto de venta de droga es detenido. Según ha confirmado el cuerpo de seguridad, le constan numerosos antecedentes policiales, algunos de ellos por delitos contra la salud pública. Tras ser puesto a disposición judicial, se ha ordenado su ingreso en prisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >