Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaque en Castellón a una red de distribución de cocaína capaz de burlar los test antidroga

Detenidos los dos cabecillas de la trama e incautados 10 kilos de cocaina valorados en un millón de euros

El delegado del Gobierno Juan Carlos Moragues con el material incautado en la operación antidroga.
El delegado del Gobierno Juan Carlos Moragues con el material incautado en la operación antidroga.

Operación Plastik, así se ha denominado el operativo conjunto llevado a cabo por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDyCO) de la Policía Nacional de Castellón y de Valencia y que ha supuesto la desarticulación de una red criminal, con sede en un chalé de la capital de la Plana, encargada de la preparación y distribución de cocaína en diferentes puntos de la provincia de Castellón.

Se ha detenido a los cabecillas de la trama, de 38 y 46 años, que han pasado a disposición judicial como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. Habían logrado camuflar la cocaína en una sustancia arenosa de color ocre brillante capaz de burlar los test de tipo estándar para su detección. El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha indicado en la rueda de prensa ofrecida este lunes que se trata de un método “innovador” no visto hasta la fecha en esta autonomía.

Instalados en un chalé de una urbanización de la capital, alejada del resto de viviendas “para que no se percibiera el olor de los productos químicos con los que trataban la cocaína”, ha apuntado el subinspector Gonzalo Gutiérrez, los dos arrestados recibían, preparaban y distribuían la droga por la provincia desde el laboratorio que habían instalado en la casa. En el registro del domicilio, los agentes se incautaron de 10 kilogramos de cocaína, dos de marihuana y 100 gramos de hachís y anabolizantes. La droga habría alcanzado un valor en el mercado de un millón de euros, “aunque si se hubiera cortado al menudeo, el beneficio habría sido el doble”, ha señalado Moragues.

También se localizaron 200 litros de precursores, entre ellos acetonas, sosa cáustica, cafeína, cloruro de amoniaco y sustancias químicas como la efedrina, el anhídrido acético o el ácido sulfúrico que, debido a su composición, pueden desviarse de su uso legal –para antigripales, plásticos o fertilizantes- y utilizarse en la elaboración de distintos tipos de drogas como anfetaminas, cocaína o heroína. Sustancias todas ellas básicas para la extracción y posterior adulteración, en este caso, de la cocaína.

El laboratorio contaba con el surtido de drogas, los químicos necesarios para su preparación y prensas hidráulicas, planchas de distintos tamaños, bolsas de envasado al vacío, balanzas de precisión, alambre de cierre, logotipo para marcar los paquetes de cocaína, barreños para la extracción de la droga y papel secante.

El delegado del Gobierno y los responsables del operativo han destacado que la forma en que los cabecillas de esta red camuflaban la droga es novedosa ya que estaba escondida en una especie de sustancia de color ocre brillante que en un primer análisis de ‘cocatest’ dio negativo. Se tuvo que practicar un ‘test multidroga en copa’, una prueba mucho más específica, para localizar la cocaína. Este sistema de tratamiento y camuflaje requiere de un conocimiento químico de tipo “medio o alto”, ha ratificado el subinspector Gutiérrez.

La investigación policial arrancó a principios de este año, cuando la policía tuvo conocimiento de que en una vivienda aislada ubicada en una de las urbanizaciones de montaña que bordean la ciudad de Castellón se podrían estar recibiendo, preparando y distribuyendo importantes cantidades de cocaína y otras drogas en menor cantidad.

Tras semanas de investigación, el pasado miércoles fueron detenidas dos personas de 38 y 46 años de edad de Cali (Colombia), y se procedió al registro del domicilio sobre el que se centraban las pesquisas.

El operativo sigue abierto y no se descartan nuevas detenciones. Se investiga cuánto tiempo llevaba activo el laboratorio, aunque todo apunta a que era “bastante”, según los agentes, y por dónde entraba la droga. “Hemos desarticulado el laboratorio, pero falta dar con la red que importa la sustancia y la que distribuye”, han reconocido. El delegado del Gobierno ha calificado el operativo de “golpe al narcotráfico”.

Más información