Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta: “Me niego a ser moneda de cambio en mi designación como senador”

El líder del PSC pide a los partidos que reflexionen la importancia de que un catalán pueda presidir el Senado

El líder del PSC, Miquel Iceta, ayer en el Parlament.

Veinticuatro horas después de conocerse que Miquel Iceta era el político propuesto por el presidente en funciones, Pedro Sánchez, a presidir el Senado, el líder de los socialistas catalanes ha querido dejar claras tres cosas: que la propuesta le honra, que espera que los partidos de la cámara catalana le designen y que en cualquier caso él no quiere ser moneda de cambio en otras negociaciones para que apoyen su designación. La designación de Iceta como senador autonómico –que sustituiría a José Montilla- tiene que ser refrendada por el Parlament catalán según lo regula su reglamento por mayoría simple. El pleno para hacerlo  -o no- se celebrará el próximo 15 de mayo.

Ante las dudas sembradas por algunos grupos, como ERC y Ciudadanos, sobre el sentido de su voto en la designación, Iceta ha recordado que hay “una regla no escrita” por la cual siempre se avala a los candidatos a senadores autonómicos que proponen el resto de partidos: “Es la última regla de cortesía parlamentaria que sigue vigente en este parlamento" y ha añadido nunca se ha roto “ni con los nombramientos de Alicia Sánchez Camacho y Albiol”.

Iceta se ha definido como “socilalista, catalanista, federalista y una persona dialogante”. Ha recordado que es el decano de la cámara catalana y la importancia de que ésta siga respetando la cortesía: “Espero que nadie haga saltar este puente de confianza que hasta ahora ha funcionado y que ha resistido todo tipo de envites. Todos hemos votado a personas de las que estamos muy alejados políticamente porque siempre ha prevalecido el respeto a las urnas y yo represento a 600.000 catalanes que votaron al PSC”.  

Ha dicho que no quería presionar a nadie aunque a renglón seguido ha invitado a los grupos políticos catalanes a que “reflexionen y mediten” bien el hecho de que un catalán pueda presidir el Senado, como cámara territorial que es: “con esa propuesta Sánchez demuestra con hechos la importancia que le da a la cuestión catalana en el marco español”. Lo que no seré, ha subrayado, es “moneda de cambio” para nada. “No quiero mercadear nada porque haríamos un flaco favor a la política, al Parlament y, por supuesto, al Senado”, ha zanjado.

El único grupo que le ha expresado su apoyo de forma indubitada ha sido En Comú Podem. El resto no lo ha hecho con claridad. El más explícito ha sido ERC que ayer avanzó que no contaran con ellos aunque tampoco dijo si su voto sería un "no". Ciudadanos ha mostrado reservas -aunque algunos sectores del partido le quieren negar el apoyo - y ni Junts per Catalunya ni el PP y tampoco la CUP han aclarado el sentido de su voto.

El líder socialista catalán ha reconocido que la propuesta de Sánchez –de este martes- de presidir el Senado le ha hecho reflexionar y que si finalmente la aceptó fue con la condición de que pudiera hacer compatible con su escaño en el Parlament. “La situación excepcional de la política catalana aconseja a que no renuncie a mi escaño. No sabemos que durará la legislatura y no quiero dejar a los que confiaron en mí”. 

Pese a que ha insistido en que debía ser prudente, Iceta ha avanzado que le gustaría que el Senado y su papel se revise: “40 años después creo que ha llegado el momento y una reforma de esa cámara necesita una mayoría cualificada que requiere un esfuerzo construir”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miquel Iceta

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información