Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al cole, andando (aunque sean los últimos metros)

El Ayuntamiento de Madrid ensaya en dos colegios un sistema para recudir la presencia de coches en las puertas de los centros

Proyecto ' Kiss & Go', en calle Pez Volador de Madrid.
Proyecto ' Kiss & Go', en calle Pez Volador de Madrid.

A las 8.50, Mónica Pérez para su coche en la zona Kiss & Go habilitada en la calle de Juan Espaldiú esquina con calle de Pez Volador y despide a sus cuatro hijos, de entre 11 y 7 años, sin bajarse del coche. Los pequeños son recogidos por una persona de la Asociación La Rueca —contratada por la Junta Municipal de Retiro y ataviada con un chaleco amarillo para su identificación— que les acompañará andando hasta la puerta del Colegio Montserrat, a escasos 50 metros. “A los niños les encanta”, cuenta Pérez, “ya pueden ir charlando con sus compañeros desde aquí y se sienten más mayores”.

Kiss & Go (besa y vete) es una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid con la que se pretende reducir la presencia de coches en las puertas de los colegios y que se encuentra en fase de prueba. “El objetivo es promover y facilitar que los padres y madres que llevan a sus hijos al colegio entre las ocho y las nueve de la mañana paren los vehículos un instante en varios puntos, den un beso a sus hijos y estos se vayan acompañados hasta la entrada del colegio”, explica Juan Molina, jefe del departamento de Educación Ambiental del consistorio. Aunque es un proyecto pionero en Madrid, se han inspirado en las zonas Kiss and Fly de algunos aeropuertos europeos.

Además de este punto, Kiss & Go cuenta con otros dos accesos, en la calle del Marqués de Lozoya y en la calle del Alcalde Sainz de Baranda, para la entrada al CEIP Ciudad de Roma.

Carmen Pérez también para un momento en uno de estos puntos y despide a su hija de ocho años sin siquiera apagar el vehículo. “Vivimos en Atocha y después de dejarla, me tengo que ir a trabajar, así que tenemos que venir en coche como muchas otras familias. Entiendo que tantos vehículos pueden causar molestias en el barrio”, dice.

Dos señales con el logo de Kiss & Go delimitan la zona donde los vehículos pueden parar brevemente, aunque hoy algunos padres y madres no han respetado la norma de no estacionar y se pueden ver varios vehículos sin conductor dentro. “Hemos empezado a repartir folletos y cada vez las familias están más concienciadas, aunque llevará tiempo que todo el mundo se entere y lo respete”, dice Manuel Agudo, subdirector del Colegio Montserrat.

Como explica Molina, para implementar de manera eficiente este sistema hay que tener en cuenta el volumen de alumnos de cada centro que acude en coche y del personal de acompañamiento. El modelo actual de dos personas parece no ser suficiente.

Posible extensión al AMPA

Varios padres y madres al llegar a uno de estos puntos descubren que no hay nadie para recoger a sus hijos porque la persona encargada todavía está dejando al anterior grupo de niños. “En este caso, deben esperar a que esta persona regrese y vuelva a reunir a varios alumnos. La idea es que al final sean personas que pertenezcan a las asociaciones de madres y padres (AMPA) de los colegios, conocidas por las familias. Los propios centros son los que mejor conocen sus necesidades y cómo adaptar el sistema a ellas”, dice el jefe del departamento de Educación Ambiental del Ayuntamiento.

Kiss & Go se prolongará todos los viernes hasta que finalice este curso. Al acabar, se realizará un estudio de evaluación. La iniciativa Kiss & Go pertenece al proyecto STARS, integrado a su vez en el programa “Educar hoy por un Madrid más sostenible” con el que el Ayuntamiento de Madrid busca promover la movilidad sostenible en los desplazamientos a los colegios integrando también la bicicleta. “Desde hace unos meses se están desarrollando los bicibús, que consiste en organizar una ruta que va recogiendo niños cerca de su casa y generando así un pelotón ciclista que llegue hasta la escuela”, explica el subdirector del Colegio Montserrat. “Ha tenido tan buena acogida que hemos tenido que aumentar el aparcamiento de bicicletas del centro”, añade.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información