Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya se contradice con los indultos por el ‘procés’

La candidata Laura Borràs argumenta que el programa, que incluye la petición de medidas de gracia para los presos si son condenados, "se hizo con prisas"

La candidata de Junts per Catalunya, Laura Borràs.rn rn
La candidata de Junts per Catalunya, Laura Borràs. Europa Press

La número dos de la lista de Junts per Catalunya (JxCat) para las elecciones generales del 28 de abril, Laura Borràs, ha contradicho este miércoles su programa electoral, y ha asegurado en una entrevista a TV3 que su partido no pedirá el indulto de los presos del procés si hay sentencia condenatoria, ya que “sería admitir que son culpables”. Pese a esta afirmación, el programa electoral de JxCat incluye un punto en el que en el que el partido advierte de que exigirá el indulto de los políticos presos en el caso de que haya condena. Y lo incluye a pesar de que los propios presos han advertido en más de una ocasión que no piensan pedir esta medida de gracia, que implicaría la admisión del delito. Borràs ha argumentado que “el programa electoral se ha hecho con prisas”.

El cabeza de lista de JxCat, Jordi Sànchez, en prisión preventiva por el juicio del procés, ya descartó el indulto como solución. En varias entrevistas y en sus redes sociales, Sànchez exigió la absolución y rechazó el indulto “por una cuestión de dignidad y coherencia personal y política”. Este miércoles, Sànchez se ha reafirmado en esta posición: “Yo no pediré el indulto, y JxCat no lo pondrá como condición ni lo reclamará”. En esta línea se han expresado también otros presos del procés, como Jordi Turull y Josep Rull, ambos candidatos de JxCat en estas generales.

El indulto no tiene por qué solicitarlo la persona que ha sido condenada, puede pedirlo otra persona o institución. En este caso, el partido, en su programa electoral, asegura que lo pedirá si hay condena. La redacción de este punto del programa se realizó aún conociendo que destacados miembros de Junts per Catalunya y del espacio neoconvergente también habían rechazado los indultos. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró en octubre de 2018: “No son culpables de nada, y con un indulto, de alguna manera, asumirían esta culpabilidad”.

Con esta contundencia se ha expresado Borràs: “Siempre hemos dicho que no pediremos el indulto, sería admitir que son culpables, sería admitir una sentencia falsa”. “Los programas electorales se hacen con prisas, con idas y venidas, y en este caso bajo una gran represión”, ha argumentado.

El enredo con la petición de los indultos es una muestra más de que en Junts per Catalunya coexisten dos discursos que no siempre van a la par. La corriente más pragmática de esta candidatura —formada por los neoconvergentes del PDeCAT y por independientes impuestos por el expresidente Carles Puigdemont— choca con los postulados más unilaterales.

El último de estos choques se vio el pasado sábado tras la difusión de una carta de los presos de JxCat, en la que pedían no poner líneas rojas y facilitar un gobierno socialista. El mismo día, Borràs usó un tono más duro para poner “el ejercicio del derecho a la autodeterminación” como línea roja para negociar.

Casi en el ecuador de la campaña, JxCat concentra sus esfuerzos en criticar a ERC por no querer una lista unitaria del independentismo, y en marcar perfil propio con una propuesta de bloqueo en el Congreso si no se reconoce el derecho a la autodeterminación. La diputada Míriam Nogueras, junto con el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha insistido este miércoles en esta tesis al asegurar que “la implementación del 1 de octubre tiene que ser una relación bilateral con el Estado”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >