Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya se inclina ahora por pedir el indulto de los presos si hay condena

El candidato Jordi Sànchez, en prisión por el juicio del 'procés', había descartado en varias ocasiones la petición de la medida de gracia

juntsxcat elecciones
El cabeza de lista por Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, durante el juicio.

El programa electoral de Junts per Catalunya, la formación que se presenta a las elecciones generales con el preso Jordi Sànchez como cabeza de lista, incluye un punto en el que el partido advierte de que exigirá el indulto de los políticos presos en el caso de que haya una sentencia condenatoria. El partido que impulsa el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont rectifica así la posición que sus líderes habían mantenido hasta ahora. El propio Sànchez había afirmado en varias ocasiones que la única sentencia posible en el juicio del procés es la absolutoria, y que no pediría el indulto "por dignidad y coherencia personal y política". El programa electoral también señala que la condición para un posible pacto poselectoral es que se abra un diálogo sobre el conflicto entre Cataluña y España, y que incluya el derecho a la autodeterminación, aunque el partido no especifica si debería celebrarse un referéndum.

El indulto es una medida especial con la que el Estado perdona una condena impuesta. Algunos de los políticos y líderes independentistas que se encuentran en la cárcel por el juicio del procés, a la espera de que finalice el juicio y haya sentencia, han expresado en muchas ocasiones que solicitar el indulto en el caso de que la sentencia sea condenatoria significaría aceptar que han cometido un delito, cosa que rechazan.

En este sentido, Jordi Sànchez descartó esta medida en varias entrevistas a los medios de comunicación, y lo expresó también en su cuenta de Twitter. También Quim Torra, presidente de la Generalitat y miembro de Junts per Catalunya, aseguró en octubre de 2018: "Creo que ninguno de ellos ha dicho que quiera pedir nunca un indulto. No son culpables de nada, y con un indulto, de alguna manera, asumirías esta culpabilidad".

El indulto no tiene por qué solicitarlo la persona que ha sido condenada, puede pedirlo otra persona o institución. En este caso, es el partido que lidera Jordi Sànchez el que, en su programa electoral, afirma que exigirá el indulto si hay condena. En la exposición de sus propuestas para luchar contra la corrupción (página 103) , el partido propone regular los aforamientos de los políticos, y asegura que el juicio en el Tribunal Supremo contra los líderes del procés no están siendo protegidos por los aforamientos adecuadamente. Es en este punto en el que el programa expone: "Damos por hecho que habrá una absolución de los presos políticos, pero en caso contrario, exigimos un inmediato indulto y excarcelación".

Condiciones para un pacto

En el programa, Junts per Catalunya se presenta como "la única fuerza que se presenta con la voluntad firme de defender los intereses de los ciudadanos de Cataluña". El partido de Puigdemont, que aglutina al PDeCAT y a independientes, se erigió como la primera fuerza independentista en el Parlament, por delante de ERC, en las últimas elecciones catalanas. Pero llega desgastado a las elecciones generales, en las que el último barómetro del CEO (el CIS catalán) prevé que obtendrá entre 5 y 7 diputados (actualmente el PDeCAT tiene 8).

Como condiciones para un posible pacto después de las elecciones, el partido avisa: "Pediremos a aquellos partidos que busquen nuestro apoyo, que escojan la vía del diálogo y la autodeterminación de Cataluña". Sin embargo, en ningún punto del programa electoral se concreta cómo se ejercería este derecho a la autodeterminación, y el partido no propone un referéndum pactado.

En la presentación del programa este sábado, la exconsejera Laura Borràs, número dos de la lista de Junts per Catalunya, por detrás de Jordi Sànchez, ha asegurado que el partido una "muralla republicana". Borràs ha afirmado que irá a Madrid para defender los principios democráticos y los "grandes consensos de país" que ahora están "en riesgo", como el catalán, la escuela catalana y los medios públicos de comunicación. Borràs ha calificado estos consensos de "líneas rojas que no se pueden traspasar", unas líneas rojas entre las cuales no ha citado, al menos hoy, la celebración de un referéndum.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >