Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres mujeres denuncian por abusos a un celador de una clínica de Bilbao

El hombre aprovechaba cuando las mujeres salían de la anestesia para hacer los tocamientos

La Ertzaintza se encarga de la investigación.
La Ertzaintza se encarga de la investigación.

Tres mujeres han denunciado al celador de la clínica Virgen Banca de Bilbao por abusos sexuales. Al parecer los hechos se produjeron el pasado lunes y tras la primera denuncia, que se conoció hace 24 horas, otras dos mujeres más se han sumado a la denuncia, según confirma la Ertzaintza. La primera denuncia la interpuso una mujer de 52 años de la localidad vizcaína de Orozko, quien relató como un celador, que tras la denuncia fue apartado de su puesto, abusó de ella con tocamientos cuando estaba bajo los efectos de la anestesia que le pusieron para realizar una serie de pruebas médicas.

La vecina de Orozko cuya denuncia fue recogida por un medio digital local, ha relatado a El Correo su recuerdo de los hechos: "Estaba en una habitación saliendo de la anestesia esperando a que viniese mi familia y entró un celador que me empezó a tocar los pechos y entre las piernas. Fueron dos o tres minutos como mucho, pero recuerdo perfectamente sus palabras. "Relájate. Sientes placer ¿no?".

Fue la misma doctora que practicó las pruebas a la primera denunciante la que le aconsejó que denunciara lo sucedido. El centro, perteneciente a IMQ, ha confirmado que nada más conocer los hechos apartó al celador de su puesto y ha asegurado que ha puesto todos sus medios a disposición de las autoridades, para que investiguen son ninguna clase de limitaciones. "Somos los primeros interesados en garantizar la seguridad y tranquilidad de nuestras pacientes", declaró nada más conocer los hechos un portavoz ce la empresa.

Tras la denuncia de la primera víctima, que se conoció el miércoles, aunque los hechos se produjeron el lunes, otras dos mujeres han denunciado al mismo celador de la clínica privada. El caso ha causado una profunda conmoción en Orozko, cuyos vecinos se concentraron este miércoles en la plaza Zubiaur para denunciar los hechos y arropar a la víctima. Decenas de personas se concentraron tras el llamamiento de una asociación feminista local y por el colectivo de la comarca de Aiaraldea.

El Ayuntamiento mostró también su "más rotundo rechazo y condena enérgica ante este tipo de agresiones y abusos" y puso a disposición de la víctima todos los recursos de atención y apoyo". "Este tipo de abusos son la expresión más despreciable de la violencia machista y de las actitudes de desigualdad de género que aún imperan en nuestra sociedad y contra la que el Consistorio se opone de manera contundente", critican en un comunicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >