Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Societat Civil matiza a su presidente y se pronuncia contra la inmersión lingüística

La entidad se distancia de Bosch y defiende que el castellano sea vehicular y deja en el aire si se debe aplicar el 155

Josep Ramon Bosch
Josep Ramon Bosch, presidente de Sociedad Civil Catalana. EL PAÍS

Societat Civil Catalana ha vuelto a mostrar este martes síntomas de sus discrepancias internas al emitir un comunicado en el que se ha desmarcado o matizado posicionamientos de José Ramon Bosch, su actual presidente, que tomó posesión del cargo en enero. El empresario afirmó el lunes, en una entrevista en el diario.es, que no veía las condiciones para aplicar el artículo 155 en Cataluña y que es partidario de la inmersión lingüística. La propia entidad, este martes, ha difundido una nota en la que defiende que el castellano sea vehicular en la escuela y recuerda que la aplicación del artículo 155 es una medida contemplada en la Constitución. Bosch eligió a su propia junta directiva, formada por seis miembros, tras ser nombrado presidente en enero con 70 votos a favor, 19 en contra y 10 abstenciones.

Con la nota, el colectivo antiindependentista quiere fijar su posición y señala, de entrada, que el bilingüismo es "una gran riqueza de Cataluña". "Defendemos la presencia de nuestras dos lenguas en todos los ámbitos oficiales y en la educación. En este sentido, exigimos el cumplimiento de las sentencias judiciales que reconocen que el castellano debe ser también lengua vehicular en la educación, como lo es el catalán", señala. Bosch, en la entrevista, se muestra partidario de la inmersión y agrega que su mujer es directora de un colegio público y profesora de catalán. En otra con este diario, Bosch se inclinó también por mantener el actual modelo de inmersión y de potenciar de forma flexible tanto el catalán como el castellano en aquellas zonas donde su dominio sea menor.

El comunicado también aclara la posición de Bosch que señaló que el artículo 155 solo debe aplicarse por consenso y cuando se produzca "una clara violentación del orden constitucional, cosa que ahora no vemos en estos momentos". No era tampoco la primera vez que se pronunciaba en ese sentido. La nota deja en el aire la posición de la entidad sobre este punto: "El artículo 155 es una medida democrática y constitucional. Corresponde a los representantes democráticos del pueblo español decidir la forma y el momento de su aplicación", dice sin pronunciarse como Bosch sobre si ahora se está infringiendo la ley. "En cualquier caso", dice el comunicado, "creemos que la recuperación de la normalidad institucional y la convivencia en Cataluña no puede basarse únicamente en su aplicación, sino que requiere de una estrategia de largo plazo y amplio alcance.

En las declaraciones, Bosch se pronuncia también sobre el desarrollo del juicio del procés y señala que su impresión inicial era que hubo un intento de "violentar el Estado de Derecho de una forma que parecía muy bien programada aunque", agrega, "estamos viendo que no lo estaba tanto. Lo que sí que creo que ha habido es una malversación de fondos públicos". De nuevo, el colectivo matiza su posición en el comunicado sin hacer elucubraciones sobre la sentencia: "España es un Estado social y democrático de derecho, con clara separación de poderes, como reconocen los principales organismos y medios internacionales. Acatamos todas las resoluciones judiciales y tenemos plena confianza en la independencia del Poder Judicial".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >