Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor de autobús en Madrid condujo 11 kilómetros en sentido contrario

El hombre, que dio negativo en alcohol y drogas, esquivó la barrera de seguridad, accedió al carril bus-vao en Moncloa y fue inmovilizado tras encontrarse con al menos 25 vehículos en su recorrido

A primera hora de la tarde del pasado 2 de enero, un autobús de línea regular que cubría el trayecto entre el intercambiador de Moncloa, al oeste de la capital, y la localidad de Pozuelo de Alarcón, circuló durante 11 kilómetros en sentido contrario con 13 pasajeros a bordo.

El conductor que los llevaba, de 42 años y nacionalidad española, decidió tomar una ruta alternativa. Este esquivó la barrera de seguridad del carril Bus-VAO (Vehículos de Alta Ocupación) y condujo durante 11 kilómetros en dirección contraria sin perder el control. En su recorrido, en el que no se produjo ningún accidente ni ninguna persona resultó herida, el hombre fue sorteado por al menos 25 vehículos que circulaban correctamente. De hecho, fueron los propios conductores de estos utilitarios quienes alertaron a la Guardia Civil de lo que se acababan de topar en mitad de la carretera.

Con prontitud, una patrulla de la Agrupación de Tráfico del Instituto Armado le salió al paso y le dio el alto logrando que el conductor, investigado ahora por un delito contra la seguridad del tráfico, saliera del interior del carril en sentido contrario a la marcha y estacionase el autobús. El hombre fue sometido a las pruebas pertinentes de alcohol y drogas, las cuales arrojaron un resultado negativo.

Las llamadas de los sorprendidos conductores que se encontraron con el autobús de frente fueron numerosas durante todo el trayecto, según indica un comunicado de la Guardia Civil. En él, también se detalla que la barrera instalada en el intercambiador cerraba la circulación que el "individuo pretendía tomar" y finalmente sorteó sin mayores problemas.

El carril Bus-VAO ha protagonizado en más ocasiones historias rocambolescas por parte de los conductores que lo utilizan. Como en junio de 2016, cuando un hombre al volante de su vehículo fue descubierto por la Guardia Civil cuando intentaba hacer pasar la figura de una muñeca vestida como si se tratara de una menor de carne y hueso para impedir de esta manera una posible multa por viajar solo en dicho carril.

En otro incidente de tráfico sin heridos en la capital, la policía municipal ha detenido a un hombre que se había dado a la fuga tras darle el alto los agentes al comprobar que conducía "a gran velocidad y a oscuras". Este fue arrestado tras una breve persecución policial y acusado de los delitos de tenencia ilícita de armas, desobediencia, resistencia y conducción temeraria. En el transcurso de la operación, se produjeron varios disparos desde el vehículo sospechoso. Tras ser arrestado, los agentes se incautaron de tres cartuchos detonados en el interior del maletero y una pistola oculta en las proximidades.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información