Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP se abre ahora a apoyar la conexión de los tranvías por la Diagonal

El gobierno de Colau asegura que está dispuesto a trabajar para el acuerdo y que las obras comiencen en 2020

El tranvía de Barcelona Ampliar foto
El tranvía de Barcelona

El culebrón de la unión de las dos redes de tranvía de Barcelona por la avenida de la Diagonal promete nueva temporada. E intensa. Hace dos semanas, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau sacaba el proyecto del cajón donde tuvo que guardarlo en abril pasado, tras la negativa de la oposición a apoyarlo. Colau defendió el giro de guion por el amplio apoyo ciudadano al proyecto, el 63%, que reveló el barómetro municipal.

En abril pasado, Colau solo contó con el apoyo del PSC y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy. Necesita también a ERC y la CUP. Con los republicanos, liderados ahora por su alcaldable Ernest Maragall, hubo una primera reunión la semana pasada. Y la CUP se abrió este lunes a apoyar el proyecto, siempre que la gestión del tramo central sea pública y aumente la participación de las administraciones en la actual empresa concesionaria, Tram, una cuestión que depende de la Generalitat, que tiene mayoría en la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM).

Las peticiones de la CUP son asumibles por Barcelona en comú, como ayer mismo respondió la teniente de alcalde de Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. Cuestiones que exigen los anticapitalistas como que los beneficios de la explotación del nuevo tramo reviertan en lo público o aumentar la participación pública en la empresa concesionaria, Tram, ya estaban previstas en abril pasado. Fijar un calendario para que la gestión de la red sea pública también lo estaba: el gobierno municipal siempre se ha mostrado partidario que cuando acabe la actual concesión en 2032, la red la explote Transportes Metropolitanos de Barcelona. Todo ello depende de que el Ayuntamiento firme un acuerdo con la ATM. Otra exigencia de la CUP es que la unión del Trambaix y el Trambesòs se haga en una sola obra, entre la plaza de les Glòries y Francesc Macià.

Las exigencias de la CUP se votarán este miércoles por la tarde en la Comisión de Urbanismo y Sanz anunció este lunes que las apoyará. Por su parte, el Gobierno municipal llevará a votación un expediente que pide a la ATM que valide todos los estudios técnicos realizados en los últimos tres años para "abordar la ejecución del proyecto con celeridad y con el objetivo de iniciarla el año 2020" y que negocie con Tram las cuestiones que tienen que ver con la participación pública en el proyecto. "Han pasado muchas cosas, todos nos tenemos que mover, el gobierno municipal está dispuesto a trabajar para que el acuerdo social se traduzca en acuerdo político y podamos estar en condiciones de comenzar las obras en 2020", aseguró Sanz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información