Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra llama al independentismo a la unidad y a mantener la presión

El 'president' insiste en la mediación internacional y dice que 2019 será un año para “rebelarse ante la injusticia"

El 'president' Quim Torra, durante su discurso de Fin de Año.

El president Quim Torra ha pedido este domingo al independentismo que refuerce su unidad, tan quebrada a lo largo de 2018, y que mantenga la presión con el Estado ante el juicio contra los líderes políticos catalanes que arrancará previsiblemente este enero. En el tradicional discurso de fin de año, Torra pidió que este 2019 sirva para realizar el “mandato democrático de libertad, para rebelarse ante la injusticia y hacer caer los muros de la opresión”. Instó a Pedro Sánchez a encarar “un diálogo creíble, sincero y valiente” para dar con una solución “democrática y pacífica” en Cataluña aunque insistió en buscar la mediación internacional.

En el discurso tradicional de Año Nuevo, retomado este día 30 —en 2017 regía el 155 y estaba vacante el cargo de president—, Torra ha hecho una llamada a la unidad del independentismo —“Nos tenemos que exigir ser más fuertes en la unidad”, afirmó— y ha reclamado esfuerzos ante el juicio del procés. “Algunos hace más de un año que viven en prisión preventiva y otros bajo la amenaza de una represión inaceptable”, dijo para tildar de “gravísima” la situación política que ha dejado 2018.

Tras parafrasear dos veces al senador Robert Kennedy —“Solo los que se atreven a arriesgar mucho pueden conseguir mucho”, apuntó—, Torra pidió revolverse ante esa injusticia. “Hemos dedicado muchos esfuerzos a protestar a los cuatro vientos que en pleno siglo XXI, en Cataluña, en el corazón de Europa, haya exiliados y presos políticos. Y continuaremos”, dijo invitando a la ciudadanía a “redoblar el esfuerzo y retomar la iniciativa". “Solo la libertad colectiva será la fuente de su libertad personal”. No dejó dudas de que este 2019 será decisivo para todo el mundo y dio su receta para afrontarlo: “con la determinación del 1 de octubre, la dignidad del 3 de octubre y las tres divisas de democracia, justicia y no violencia”. "Son inocentes, cumplieron con lo que pedíamos y hace falta que vuelvan a casa", dijo.

Torra hizo un llamamiento a la unidad y a la firmeza del independentismo —“pronto empezará el juicio que debe ser un altavoz potente”— combinándolo con la necesidad de encauzar el diálogo con Pedro Sánchez. El president acompañó su petición de diálogo al presidente del Gobierno con la “necesidad” de que exista una mediación internacional. En ese sentido, subrayó las tres ideas que, sostuvo, comparten el 80% de los catalanes: que se sienten republicanos, que rechazan la “represión penal” para resolver cuestiones “políticas y democráticas” y que desean ejercer el derecho a la autodeterminación.

En su discurso, Torra no hizo mención explícita al documento de 21 puntos que le entregó a Sánchez en la reunión que mantuvieron el día 20 en el Palau de Pedralbes. En su comparecencia del pasado viernes, el presidente avisó de que el “diálogo efectivo” que acordaron solo cabe dentro de la Constitución y consideró que todo lo que salga de esos márgenes es solo un “monólogo”. Por ello, Sánchez pidió al Govern que pase de la “voluntad de diálogo al diálogo real” y, por tanto, excluyó el referéndum. Pedralbes abrió un camino para la negociación este enero pero la realidad es que ninguna de las dos partes ha variado su posición y queda en una situación incierta el futuro de esos contactos. Con todo, Torra eludió la intención de Sánchez de acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que coincidirá posiblemente en el tiempo con el juicio del procés.

Con los Presupuestos en el aire y acusado por la oposición de haber instalado al Govern en la parálisis —solo se han aprobado este año tres leyes—, Torra anunció que el primer Consell Executiu de este año impulsará la iniciativa legislativa para dar efectividad a la decena de leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional a petición del Ejecutivo de Rajoy. Este punto ha estado en las negociaciones de la comisión bilateral. El president, que no hizo ninguna mención a la postura que deben fijar los grupos independentistas sobre los Presupuestos del Estado, pidió "aislar y denunciar a la extrema derecha", defendió la mejora de la economía catalana —el paro se situó a ahora en el 10%— y apostó por la defensa de la vivienda, la educación y la sanidad en un claro guiño tras las movilizaciones sociales del último mes.

Ciudadanos y el PSC critican el discurso

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha criticado el discurso de Quim Torra en su cuenta de Twitter el discurso. "Torra se ratifica en el desafío separatista e insiste en seguir con el golpe. Ignora a la mayoría de los catalanes y pide a los suyos que se 'rebelen'. Mientras [Pedro] Sánchez no reaccione, tendremos a un peligro público al frente de la Generalitat".

Además, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado esta noche que el discurso del president no se dirige al conjunto de catalanes. "Es un discurso anclado en 2017 y no pensado para 2019. No permite avanzar hacia una solución acordada. Y por todo eso no es un discurso útil para avanzar". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >