Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Llevaos la llave del bus siempre”

Los Mossos controlan a conductores de bus y camiones por la alerta terrorista y extenderán el refuerzo hasta el 6 de enero

Control de acceso a La Rambla tras la alerta antiterrorista. En vídeo, alerta terrorista en Barcelona.

Los conductores de autobús de Barcelona que han trabajado este lunes se han encontrado con un mensaje inédito en las pantallas que sirven para controlar si van a la hora: “Llevaos la llave del bus siempre”. La empresa que gestiona el servicio, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), se sumó al refuerzo de la seguridad organizado por los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana tras la alerta emitida por Estados Unidos sobre el riesgo de atentado en Barcelona durante las navidades.

La alerta del Departamento de Estado de EE UU alude a una amenaza concreta: un individuo que responde a las siglas B. L., marroquí de 30 años, estaría preparando un atropello masivo en Barcelona empleando para ello un vehículo de transporte colectivo. Según la información que maneja la policía, B. L. es conductor de autobús de profesión. Y dispone de permisos para conducir todo tipo de vehículos, incluidos autocares y camiones.

Ese es el motivo por el que los Mossos y la policía local están centrando sus esfuerzos en controlar a los conductores de esos vehículos. Agentes con armas se apostaron el lunes en la cabecera de La Rambla y reclamaron la documentación a conductores de camiones y furgonetas. En un día soleado, el paseo barcelonés presentaba su vigor habitual, con una salvedad: la evidente presencia policial, que incluyó furgonetas cruzadas en medio de La Rambla. “No voy a dejar de pasar por aquí porque haya amenazas”, aseguró Laura, que aun así recuerda los atentados del 17-A cada vez que pisa ese lugar. “Hemos venido a trabajar porque nada nos tiene que dar miedo. Teníamos encargo y nadie nos ha cancelado”, explicó Carolina, florista de La Rambla.

En el caso de los autobuses municipales, el temor es que el sospechoso pueda acceder a uno de ellos y utilizarlo. De ahí el mensaje de TMB. Al llegar a la terminal —la parada que marca el principio y fin de una línea—, los conductores detienen el motor y suelen tomarse un breve descanso. Algunos de ellos cierran las puertas del autobús. Pero otros optan por mantenerlas abiertas —de modo que los pasajeros puedan esperar sentados y a cubierto, sobre todo en invierno— e incluso dejan las llaves en el interior. Ayer, y ante el refuerzo de la seguridad, TMB les animó a no hacerlo.

Los Mossos otorgan una credibilidad “media” a la alerta para Barcelona. Fuentes de la lucha antiterrorista del Ministerio del Interior se muestran igualmente cautas. “Es difícil valorar. En principio no parece que sea viable, pero hay que tomarse en serio estas alertas por si acaso y en ello estamos”. El consejero de Interior, Miquel Buch, también intentó ayer quitar hierro a la amenaza al asegurar que la policía autonómica recibe muchas de ese tipo.

Buch reconoció, sin embargo, que lo excepcional es que el Departamento de Estado de EE UU lo comunicara de forma oficial a través de su cuenta de Twitter. “Extremen la precaución en áreas con movimiento de vehículos, incluidos autobuses, en la zona de La Rambla”, decía el comunicado. Buch aseguró en una entrevista que los Mossos trabajan “con intensidad, como siempre” y animó a los ciudadanos a hacer vida normal: “Es un error vivir con miedo. Hay que vivir en libertad y normalidad. Si no, les daremos la victoria".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información