Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma de La Modelo mantendrá los seis brazos y costará 47 millones

El proyecto fruto del proceso participativo prevé siete equipamientos y 150 pisos públicos

Simulación del acceso a la nueva Modelo.
Simulación del acceso a la nueva Modelo.

El Ayuntamiento de Barcelona ya tiene sobre la mesa el proyecto de transformación de la antigua cárcel Modelo, dos manzanas enteras del Eixample de Barcelona cuyos vecinos llevan décadas esperando convertir en zonas verdes y equipamientos y que cerró en junio de 2017, tras 113 años de historia. La propuesta, fruto del proceso participativo con entidades y vecinos, prevé construir siete equipamientos y 150 pisos públicos y mantener de una u otra forma los seis brazos del singular edificio.

La cuarta galería, donde estuvieron encarcelados la mayoría de presos políticos después de la Guerra Civil y donde está la Capilla Gitana pintada por el ilustrador Helios Gómez, se conservará tal y como está y albergará el memorial; el panóptico será una plaza cubierta. Y las otras cinco galerías se transformarán manteniendo partes de su estructura. Por ejemplo, está previsto dejar los arcos y adosar construcciones en uno de los lados; o conservar muros interiores que actuarán como fachadas, o preservando las cubiertas, de forma que las galerías quedarán abiertas, como zonas de paso. Es una solución mixta que evita derribar los característicos brazos por completo.

Simulación del interior de la Modelo.
Simulación del interior de la Modelo.

El proyecto, que han presentado la alcaldesa Ada Colau y la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, prevé una inversión municipal de 47 millones de euros (además de otros 47 de la Generalitat, que están "comprometidos", asegura el consistorio) y la previsión de gobierno es poder comenzar las obras a finales de 2020 y acabar en 2022.

La propuesta, con todo, necesitará el aval de la oposición porque requiere modificaciones urbanísticas, necesarias para construir vivienda, que se ubicará en la esquina de las calles de Nicaragua con Provença. En un plan anterior para el recinto, de 2009, estaba previsto dar uso hotelero y para oficinas a una parte del recinto. Sanz ha afirmado que la aprobación inicial de la modificación urbanística estará lista antes de que acabe el mandado en mayo. Y que incluso podría llegarse a tiempo para la aprobación inicial, ha asegurado. Pero vistos los pronunciamientos de la oposición y que los votos de apoyo antes de las elecciones resultan muy caros, cuesta creer en plazos tan optimistas. PDeCAT y Ciutadans han coincidido en asegurar que no han conocido el proyecto hasta última hora y lo han tachado de electoralista. ERC ha reclamado un equipamiento de salud mental que estaba previsto en el anterior plan director. El PSC ha tachado el proyecto de "desaguisado urbanístico con poca calidad urbana y amontonando equipamientos". Y el PP ha afirmado que Colau "gobierna con planos porque es incapaz de gobernar con obras".

La alcaldesa ha subrayado la "complejidad de llegar al consenso" alcanzado respecto al futuro de un edificio sobre el que hay muchas expectativas y ha aplaudido el resultado: "Un equilibrio que respeta la memoria del dolor y la represión, construye equipamientos para la vida vecinal y un pulmón verde". "Pasamos de un espacio triste, gris, oscuro y símbolo de la represión a un espacio abierto, lleno de vida y positivo para el futuro de la ciudad", ha añadido.

Los equipamientos previstos son un instituto-escuela, una guardería, una residencia para mayores, un espacio para jóvenes, otro destinado a proyectos de economía social y solidaria, un polideportivo (semisoterrado, en la esquina entre Entença y Provença, y con vegetación en la cubierta) y el Espacio Memorial, que se ubicará en la cuarta galería. El Memorial se convertirá en centro de difusión, exposición e investigación sobre la historia de la antigua cárcel y los movimientos sociales. La idea es que albergue exposiciones temporales y tenga también un centro de documentación y para entidades vinculadas a la memoria histórica.

Los muros que rodean la cárcel también serán derribados (aunque se conservará algún fragmento y torre de vigilancia) y la mayor zona verde se ubicará en la esquina entre las calles de Rosselló y Entença. También se mantendrá el edificio de administración, el que toca a la calle de Entença, que se convertirá en la residencia de mayores. En total, el espacio abierto al público será de casi 20.000 metros cuadrados.

El reto de conservar celdas

El director de Modelo Urbano del Ayuntamiento, Ton Salvadó, ha explicado que uno de los retos del proyecto de reforma de la antigua cárcel era mantener y explicar la estructura del panóptico y los seis brazos donde se ubicaban las galerías. En este sentido, ha explicado que la decisión ha sido "mantener la estructura de diafragma, siempre veremos y cruzaremos las galerías: en algunos casos intactas y en otras manteniendo parte de su estructura". Salvadó ha citado incluso la posibilidad de reconvertir celdas en futuras construcciones, como las viviendas que se quieren adosar en la primera planta de las galerías 1 y 3. "Hemos de ver como se compatibilizan las celdas con usos", ha apuntado sin más detalles. Para la materialización del proyecto de transformación se convocará un concurso internacional de ideas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información