Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarragona multa con 300 euros a los dueños que no limpien los orines de sus perros

El Ayuntamiento repartirá 10.000 botellas para que los propietarios lleven agua consigo cuando salgan a pasear

El ilustrador de la campaña, Josep Serra, y la concejal Ivana Martínez.
El ilustrador de la campaña, Josep Serra, y la concejal Ivana Martínez.

El Ayuntamiento de Tarragona ha presentado un plan para concienciar a los ciudadanos que tienen perro de la necesidad de aclarar con agua el pipí del animal cuando salgan a pasear por la vía pública. Quien no lo respete se arriesga a recibir una multa de 300 euros. "Tenemos que activar todos los recursos posibles para que los propietarios de animales sepan que la limpieza de los orines de los perros es un tema muy importante que condiciona la limpieza del espacio público", ha afirmado la concejal de Limpieza del Consistorio, Ivana Martínez. El Ayuntamiento editará 25.000 dípticos informativos y repartirá 10.000 botellas para que los propietarios de perros las lleven con ellos cuando saquen el animal a pasear.

Según el censo que han hecho los servicios técnicos municipales, en Tarragona hay 4.459 animales domésticos, de los cuales 4.151 son perros. Este noviembre una docena de informadores harán visitas por la mañana, la tarde y la noche a las zonas donde se ha detectado un mayor número de conductas inapropiadas. Especialmente lo harán junto a los 13 pipicanes habilitados por toda la ciudad. Allí repartirán folletos informativos y darán a los propietarios de los perros una de las botellas.

El equipo de gobierno asegura que la campaña con el lema "¡Contamos contigo!" busca concienciar a la ciudadanía más que no ser un mecanismo de coacción con la aplicación de posibles multas. El plan supone el segundo capítulo de una cruzada contra los incívicos que tienen animales domésticos. Hace unos meses, el Ayuntamiento contrató detectives privados porque siguieran por la calle y pillaran a los ciudadanos que no recogen los excrementos del perro. La concejala ha revelado que, gracias a los seguimientos, se abrieron más de una treintena de expedientes sancionadores. Martínez considera que la acción sirvió para que los incívicos tengan "vergüenza" de no recoger las deposiciones del perro.

La campaña cataloga como práctica incívica no limpiar con agua los orines del perro y "evitará la propagación de malos olores", informa el Ayuntamiento, que también lo equipara a otra práctica que define como habitual: "llevar el animal desatado por la calle". La ordenanza municipal sobre la protección, la tenencia y la venta de animales, aprobada el noviembre de 2017, prevé sanciones de 300 euros para no limpiar los excrementos de los perros o para pasearlos sueltos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información