Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Girona regulará cuántos animales puede haber por vivienda

La ordenanza municipal de tenencia de animales se modificará para garantizar su bienestar y mejorar la convivencia ciudadana

Girona regulará cuántos animales puede haber por vivienda

El Ayuntamiento de Girona está tramitando poder limitar el número y el tipo de animales que pueden convivir en una vivienda según su capacidad y características, y sancionar como infracciones graves no recoger las deposiciones ni verter agua sobre las micciones en la vía pública. Este jueves en la Mesa para la Gestión de los Animales en Girona se presentaron y debatieron los principales cambios propuestos en el documento actual, vigente desde julio de 2009.

El objetivo de la modificación de la ordenanza municipal es garantizar su bienestar y mejorar la convivencia. Por ello se prevé limitar el número y la tipología de animales que pueden convivir en una vivienda para garantizar unas condiciones adecuadas de bienestar animal, seguridad y salubridad. El Consistorio podrá actuar cuando el animal no tenga unas buenas condiciones donde vivir. En cuanto a los perros potencialmente peligrosos, la limitación será de dos por vivienda.

Además, el hecho de no recoger los excrementos de los animales en la vía pública, ni verter agua sobre sus micciones será penalizado como infracción grave en la nueva ordenanza. En esta línea, se sancionará a los dueños que no lleven bolsas para recoger las deposiciones, ni agua para verter sobre las micciones cuando se pasee con los animales.

El nuevo texto incorporará también medidas para evitar las molestias a los vecinos. Los propietarios de animales deberán evitar que estos ensucien o dañen las viviendas vecinas y que molesten al vecindario con los ladridos. El incumplimiento de esta obligación supondrá una infracción leve y estará sancionado con una multa coercitiva.

Las modificaciones incluyen también una serie de definiciones para garantizar el buen uso de los espacios de recreo de perros y de los itinerarios caninos recomendados. También incorpora la regulación del control de las colonias de gatos en la calle para evitar sobrepoblación y garantizar la salud de los animales, así como se prevé la regulación de las autorizaciones para las personas alimentadoras.

Otra novedad afecta a las sanciones. La ordenanza recogerá la posibilidad de reducir su importe cuando el infractor reconozca su responsabilidad y efectúe el pago voluntario anticipado, algo similar a lo que se aplican en las sanciones de tráfico.

Las entidades implicadas en la modificación de la ordenanza podrán presentar aportaciones y propuestas hasta el 30 de noviembre. Después se valorará técnicamente si se incorporan en la ordenanza y en diciembre se hará una sesión de retorno previa a la aprobación inicial por el Pleno, prevista para enero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información