Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vídeos de las inundaciones en el hospital Ramón y Cajal

El sindicato MATS denuncia las carencias en mantenimiento en el centro hospitalario madrileño

"Los trabajadores tenemos miedo, porque las averías e inundaciones en este hospital son constantes. A veces, incluso ocurren en sitios que se acaban de reformar". Así resume Mar Coloma, enfermera y delegada del sindicato MATS, la situación en el hospital Ramón y Cajal, donde trabaja. La organización sindical ha publicado varios vídeos en los que se ven las inundaciones causadas la semana pasada por la rotura de dos tuberías en el centro hospitalario y denuncia que se debe a la falta de mantenimiento e inversiones. La noticia la ha adelantado la Cadena SER este lunes por la mañana. Desde el hospital destacan que no ha habido daños materiales ni personales y que ambos incidentes han quedado ya solucionados.

"Este hospital está constantemente en obras y nos trae bastante problemas. No entendemos por qué se rompen las tuberías constantemente. Como se ve en los vídeos, el agua cae como si fuera una cascada", señala Coloma. Además, afirma que ha habido más incidentes en el centro, pero siempre los trabajadores pueden grabar un vídeo para denunciarlo.

En dos de los vídeos se ve cómo cae agua negra desde una pared situada en la planta 11 del hospital, justo al lado de la UVI de Pediatría, pero fuera de ese módulo. En otro vídeo se comprueba cómo una auténtica lluvia cae en el archivo de historias clínicas del hospital. "Caía agua por todas partes, incluso al lado de los cables, tenemos miedo porque podría haber un cortocircuito, aunque es cierto que la inundación no ha afectado a las historias clínicas", señala la delegada sindical. "No puede ser que estemos así cada dos por tres, cada vez hay menos personal de mantenimiento en el hospital. En septiembre hubo derrumbamientos del techo de la segunda planta por unas obras. Es intolerable", añade. Según los cálculos del sindicato MATS, en este centro trabajan unos 4.000 trabajadores.

Agujero en el techo del hospital Ramón y Cajal, la pasada semana.
Agujero en el techo del hospital Ramón y Cajal, la pasada semana.

Desde la dirección del hospital responden que las dos primeras filtraciones se debieron a labores de mantenimiento de la central térmica, produciéndose una fuga de agua en la planta 11. "Es totalmente falso que las fugas se hayan producido por falta de mantenimiento", explican. "La otra fuga de agua afectó a la planta -3 así como a otras zonas debido a la aparición de microporos en las tuberías a causa de una subida de la presión del agua en el suministro del Canal de Isabel II", añaden. En este sentido, reiteran "que no hubo daños materiales ni personales, y tampoco afectó a la asistencia. Se subsanó de manera inmediata, funcionando las zonas afectadas con absoluta normalidad y quedando en perfecto estado", dicen. "La situación a día de hoy es de total normalidad", concluyen.

Averías constantes

Según los datos del sindicato Comisiones Obreras (CC OO), en los últimos meses este tipo de incidentes han sido constantes en los hospitales madrileños. "Como todos los veranos, este año en el mes de junio tuvimos numerosos Centros de Salud, con temperaturas superiores a los 30 grados por problemas o inexistencia de aire acondicionado, en el mismo extremo tuvimos al Gregorio Marañón, el Hospital Virgen de la Poveda y las urgencias y las consultas de Traumatología del Hospital de la Princesa", explica Mariano Martín-Maestro, coordinador de Acción Sindical de Sanidad de CC OO Madrid.

El techo del centro de salud Isabel II de Parla.
El techo del centro de salud Isabel II de Parla.

Además, a primeros de julio se derrumbó el techo de las urgencias del hospital Ramón y Cajal debido a la rotura de una tubería. El 11 de octubre hubo otra rotura de una tubería, en este caso en el hospital de La Paz, que causó la inundación de parte de las urgencias y el cierre de cuatro quirófanos. "Estas son algunas de las consecuencias de la brutal disminución presupuestaria, privatización de servicios no sanitarios y consecuentemente disminuciones de las plantillas del personal de mantenimiento y limpieza, en los centros sanitarios de la Comunidad de Madrid desde el año 2010, los cuales afectan directamente al estado de las instalaciones y a la calidad del servicio a los ciudadanos", explica Martín-Maestro.

Por su parte Julián Ordóñez, secretario general de UGT Sanidad en Madrid, denuncia que este mismo lunes se ha caído el techo en el centro de salud Isabel II de Parla, y criticó que el Gobierno regional haga anuncios de grandes inversiones en sanidad que nunca llegan mientras los problemas de la sanidad pública son constantes.

"UGT considera inaceptable que solo exista una actuación posterior al siniestro y exige la puesta en marcha de un plan de prevención, tanto de riesgos laborales, como de infraestructuras y modernización de los centros e instituciones sanitarias del SERMAS, que mediante la acción preventiva dotada presupuestariamente de los recursos necesarios, se anticipe a cualquier riesgo y dote al conjunto de los recursos destinados a la actividad asistencial sanitaria del mejor “estado de Salud”, señala Ordóñez. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información