Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo el 20% de los centros educativos públicos de Madrid tiene enfermero

Los sindicatos inician una campaña para conseguir su implantación en los 1.643 colegios e institutos públicos, que tendría un coste de 45 millones de euros

Teresa Galindo, secretaria general del sindicato SATSE, y Andrés Cebrián, presidente del sindicato ANPE, durante la rueda de prensa conjunta de este miércoles.
Teresa Galindo, secretaria general del sindicato SATSE, y Andrés Cebrián, presidente del sindicato ANPE, durante la rueda de prensa conjunta de este miércoles.

“La enfermera escolar no solo pone tiritas, tiene una función integradora con los niños con necesidades como diabéticos, asmáticos, con trasplantes, etc. Además, puede ayudar a detectar y prevenir el tabaquismo, la obesidad, el acoso escolar…”, ha explicado este miércoles Teresa Galindo, secretaria general del sindicato SATSE. La organización de profesionales de la enfermería ha dado una rueda de prensa junto a su homólogo de educación, ANPE, para pedir que todos los centros educativos públicos de Madrid cuenten con enfermería escolar. Según los datos que manejan ambas entidades, en la región hay 1.643 colegios e institutos públicos, de los que solo 300 cuentan con esta figura profesional, es decir, apenas un 18% de los mismos. La Consejería de Educación aumenta esta cifra hasta 335 centros (con 360 profesionales), lo que elevaría el porcentaje hasta el 20%.

“La ausencia de enfermeros genera importantes problemas en los centros. Desde siempre los profesores hemos atendido a niños con dolores de cabeza, de estómago y picaduras… Pero cada año hay más niños con diabetes, asma y otras enfermedades crónicas que requieren de un profesional específico”, ha señalado Andrés Cebrián, presidente del sindicato ANPE. Para ambas entidades, la presencia de enfermeros en los centros educativos sería muy positiva, para asistir en caso de accidentes pero también respecto a la formación, prevención y detección de problemas de salud en los niños y adolescentes como el tabaquismo, la obesidad infantil, los trastornos alimenticios e incluso el bullying.

Ambas entidades han señalado que la enfermería escolar es ya una realidad en los centros educativos de Reino Unido, Francia y otros países de nuestro entorno, y han planteado que ya es el momento de que ocurra lo mismo en España. Los sindicatos ha cifrado en 45 millones de euros el presupuesto para llevar a estos profesionales a todos los centros educativos públicos. “Pero no es un gasto, sino una inversión y un ahorro a largo plazo”, dijo Cebrián. Según Galindo, una sola enfermera realiza en torno a 4.500 actuaciones por curso y colegio. El lunes enviarán una carta al presidente regional, Ángel Garrido, para pedirle una reunión sobre el tema.

Incremento de profesionales

Un portavoz de la Consejería de Educación ha señalado que el Gobierno regional “garantiza la atención sanitaria de todos aquellos alumnos que requieran alguna atención programada”, y que cuando hay al menos un alumno con estas necesidades en un centro se garantiza la presencia de un enfermero. En su opinión, el ratio de enfermeros en centros es mayor, ya que no computan las escuelas infantiles (473 centros) ni las de adultos (76), porque en ambas tipologías “no hay casos que justifiquen la presencia de enfermeros”. Además, ha añadido que el número de profesionales se ha incrementado “entre un 10% y un 15%” en los últimos cursos.

La enfermería escolar se sustenta en un convenio entre las consejerías de Educación y Sanidad. Un portavoz de la Consejería de Sanidad ha explicado que el consejero Enrique Ruiz Escudero ya tiene en marcha un plan -previsto para el curso siguiente- para reformar este convenio para ampliar este servicio al mayor número posible de centros. La intención es llegar a dar servicio a todos los centros, si bien eso no significa que haya una enfermera en cada centro, sino que algunas profesionales podrían llevar varios. Además, el proyecto pretende darle más peso al trabajo de salud pública que las enfermeras ejercen en los colegios, promocionando hábitos de vida saludables.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información