Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley catalana para el voto electrónico comienza su trámite en el Parlament

El consejero Maragall se muestra confiado en que conseguirá los dos tercios del apoyo en la Cámara

Quim Torra (derecha) con Pere Aragonès, este martes en la reunión del Govern.rn
Quim Torra (derecha) con Pere Aragonès, este martes en la reunión del Govern.

El Parlament retomará en breve el debate sobre la ley para regular el voto electrónico de los residentes en el exterior de cara a las elecciones autonómicas. La reunión semanal del Govern ha aprobado este martes el proyecto de ley que pretende facilitar la participación. El consejero de Acción Exterior, Ernest Maragall, se ha mostrado confiado en que encontrará suficientes complicidades con los grupos parlamentarios para que la iniciativa tire adelante. Son necesarios dos tercios de apoyos.

 “Queremos llegar a cifras de participación comparables con las de los ciudadanos que están en Cataluña”, ha explicado Maragall. El proyecto de ley, que ya se había promovido hace dos años, busca utilizar los datos de los catalanes que están inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CREA) y que es gestionado por la Oficina del Censo Electoral, un organismo que dependen del Instituto Nacional Estadístico. La idea es que el elector reciba las credenciales necesarias vía correo electrónico y pueda acceder a una plataforma de votación. Para evitar el fraude, tendría que adjuntar una imagen de su documento de identidad.

Maragall ha recordado que la ley se había quedado en punto muerto tras la intervención del autogobierno que implicó la aplicación del artículo 155 de la Constitución. “Se trata de un mecanismo exigente y jurídicamente blindado”, ha dicho el consejero que también ha recordado que el Consejo de Garantías Estatutarias avaló el texto del proyecto, si bien hizo algunas recomendaciones como extremar las pruebas técnicas para garantizar que no haya fallos y que se firmen convenios con el Estado.

Por ser un tema de carácter electoral y en el que Cataluña tiene competencias, el Estatuto fija que la ley tenga que ser aprobado por dos tercios de la Cámara. Preguntado sobre esta condición, Maragall se ha mostrado confiado en que logrará encontrar los apoyos. “¿Se imaginan a algún grupo que vote en contra de los derechos de los ciudadanos?”, ha ironizado Maragall. Si Ciudadanos no se aviene a aprobar la norma, sería indispensable el apoyo de los comunes, el PSC y la CUP. En su día Ciudadanos y PP hicieron una enmienda a la totalidad al considerar que se invadían competencias estatales y la iniciativa buscaba beneficiar al independentismo.

En las pasadas elecciones del 21-D, la participación de los catalanes en el extranjero subió un 81% con respecto a las autonómicas de 2015. Sin embargo, solo la sexta parte de los  226.381 participaron. Muchos catalanes residentes en el exterior no pudieron recibir la documentación necesaria para votar, lo cual generó varias quejas y se cuestionó aún más el sistema de voto rogado. Cataluña sigue siendo la única comunidad autónoma que no tiene ley electoral propia y que se regula por la ley española, la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >