Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las motos sin la etiqueta de la DGT no podrán circular a partir de diciembre en episodios de contaminación

La AMB presenta aun proyecto para reducir la accidentalidad de ciclistas en la C-31

Un motorista circulando por el centro de Barcelona
Un motorista circulando por el centro de Barcelona

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) presentó ayer un proyecto para mejorar la seguridad vial de los ciclistas en la C-31 en el marco del V Consejo de Movilidad. El proyecto busca reducir la accidentalidad de los ciclistas en este tramo donde se ha producido un total de 28 accidentes, entre 2013 Y 2017, con una bicicleta implicada.

Entre las medidas que propone el proyecto, destaca la de estrechar los carriles de circulación de vehículos a 3,3 metros para ensanchar el arcén hasta los 1,4 metros; crear una separación de 1,3 metros entre el arcén y los carriles de vehículos, y reducir la velocidad máxima en todo el tramo a 80 kilómetros por hora en los dos sentidos.

El proyecto también aplica la segunda fase de despliegue de la zona de Bajas Emisiones (ZBE). A partir del 1 de diciembre, si se declara un episodio de contaminación las motos que no lleven la etiqueta de la Dirección General de Tráfico no podrán circular por la ZBE que engloba el municipio de Barcelona -con la excepción de la Zona Franca, Vallvidrera, Tibidabo y las Planes- y parte de los municipios limítrofes con las Rondas de Sant Adrià, l'Hospitalet de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >