Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigados cinco policías más por las cargas del 1-O

El juez acusa a tres de los agentes de golpear "de forma indiscriminada" a los ciudadanos con sus porras

Referendum Cataluña
Agentes antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona. EFE

El juez que investiga los hechos acaecidos durante la jornada del 1 de octubre de 2017, fecha en la que se celebró la referéndum de autodeterminación en Cataluña, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, ha llamado a declarar a otros cinco agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) como investigados. El magistrado ha citado a tres policías por su actuación en la escuela Àgora y a otros dos por su intervención en las Escoles Pies de Sant Antoni y en el Infant Jesús. Con esta nueva tanda de citaciones ya son diez los agentes de la Policía citados por una presunta actuación desproporcionada durante el desalojo de los centros de votación de la consulta independentista.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona, Francisco Miralles, basa la citación de los policías en las imágenes de vídeo grabadas aquella jornada. Sobre la actuación en la escuela Àgora de Barcelona, explica que los policías, en un momento dado y sin explicación aparente, "empiezan a hacer uso de sus defensas" y a golpear "de forma indiscriminada" a los ciudadanos que estaban concentrados en la rampa de acceso al centro. "Los golpes, como se observa en las imágenes", relata el auto judicial, "van de arriba abajo, golpeando forzosamente en la zona superior del cuerpo de los ciudadanos".

La conclusión es que, aunque los policías actuaron cumpliendo las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para impedir el referéndum, lo hicieron de un modo "desproporcionado". Algunos de los denunciantes, recuerda el juez, sufrieron golpes en la cabeza que requirieron puntos de sutura. El juez subraya que, por el contrario, "no se observa en los vídeos aportados agresión alguna hacia los agentes ni lo ocurrido en el interior del colegio".

En el caso de los otros dos centros escolares, el juez emite conclusiones similares sobre la actuación "desproporcionada" de los agentes. Ese mismo magistrado mantiene investigados a un inspector, un subinspector -éste, por partida doble- y tres agentes más por actuaciones en otras escuelas e institutos de Barcelona.