Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 12.000 alumnos de Madrid comenzarán el curso entre obras

Al menos una treintena de centros educativos continúan con algún tipo de trabajo de construcción sin terminar

Varios carteles en la verja en el colegio Miguel de Cervantes de Getafe.
Varios carteles en la verja en el colegio Miguel de Cervantes de Getafe.

A pocas semanas de comenzar el curso, más de 12.000 alumnos de la región iniciarán las clases entre obras. Al menos una treintena de centros educativos continúan con algún tipo de trabajo de construcción sin terminar y, previsiblemente, otros no llegarán a tiempo para abrir sus puertas en septiembre, según datos recopilados por este periódico. A estos centros se le suman más de medio centenar que necesitan reparaciones menores de mantenimiento que, en algunos casos, se alargarán hasta noviembre. Además, más de 30 están a la espera de que se liciten y adjudiquen otros proyectos de construcción.

Por tercer año consecutivo, el Gobierno de la Comunidad, responsable de la construcción de centros educativos, vuelve a retrasarse en los plazos de entrega, por lo que muchos de ellos no llegarán a tiempo para el inicio de las clases, previsto para el 7 de septiembre en los colegios y el 10 en los institutos. Según un informe de Comisiones Obreras (CC OO) sobre la situación de los colegios, al menos 65 centros tienen deficiencias. De ellos, siete están aún sin construir y no abrirán sus puertas este curso, una veintena continúan en obras y a varios de ellos aún les faltan varias fases para estar completos. Esta situación afectará a unos 12.000 alumnos, según cálculos de este periódico; CC OO eleva esta cifra a 15.000.

Además, el sindicato subraya que muchos de los trabajos presupuestados por la Comunidad aún no se han adjudicado, por lo que una treintena de ellos están a la espera de que a lo largo de este curso se inicien nuevas remodelaciones y construcciones. La Comunidad, por su parte, asegura que algunos de esos centros comenzarán el curso con las obras terminadas y otros, como el IES Antonio Fraguas “Forges” de Arganzuela, abrirán este año sus puertas por primera vez.

Comisiones subraya que la principal causa de las demoras es el modelo de construcción “por fases” que está llevando a cabo la Consejería de Educación. Este patrón consiste en construir el centro por etapas con el objetivo de que el edificio pueda abrir sus puertas sin que el proyecto global haya finalizado. El problema, condicionado por la crisis económica, ha sido que muchas de las empresas a las que la Comunidad les adjudicó la construcción de los centros no han cumplido los plazos de finalización previstos o han acabado por abandonar las obras, lo que ha retrasado el proceso aún más. “Esto está obligando a que los alumnos pasen sus años de escolarización entre obras”, comenta Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de CC OO de Madrid.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, calificó la semana pasada como “casos aislados y puntuales” que algunos centros tengan que reubicar a sus alumnos en otras dependencias del centro, como el comedor o la sala de profesores, con motivo de las obras y se mostró convencido de que “el inicio del curso se desarrollará con total normalidad”.

Para algunas asociaciones de padres, como la del colegio Miguel de Cervantes en Getafe, la situación es “intolerable”. Este año las clases empezarán con ocho aulas terminadas, frente a las 12 de Primaria y seis de Infantil que estaban previstas, por lo que será necesario “reconvertir en aula todo espacio disponible”, como la sala de profesores, cuenta un portavoz del AMPA. Según cuentan, el curso pasado un centenar de niños de unos tres años fueron desplazados al colegio getafense Gabriel García Márquez.

A estas demoras se unen trabajos de mantenimiento como la ampliación de aseos y la conservación de jardines que dependen directamente de los ayuntamientos donde están ubicados los centros y que no han finalizado. De hecho, el Consistorio de Móstoles abrió un expediente a la empresa adjudicataria de las obras de rehabilitación de 26 colegios del municipio por “incumplimiento grave” debido a que las “actuaciones no están siendo llevadas en el plazo previsto”.

El PSOE de Madrid, por su parte, ha denunciado que cerca de 70 centros empezarán las clases en obras debido, entre otras cosas, al retraso de la licitación de los trabajos, muchas de ellas pendientes de adjudicación en el mes de julio. “Es inaceptable que un verano más los niños y niñas madrileños vayan a empezar el curso entre andamios por un único motivo: la mala gestión”, dice el concejal socialista Ignacio Benito.

Clases en los pasillos y en el comedor

La demora de la finalización de las obras llevará a algunos centros este curso a “una redistribución del espacio interno”, según señaló hace unos días el vicepresidente regional, Pedro Rollán. El centro de El Bercial utilizará el comedor como aula y el Miguel de Cervantes de Getafe, dos salas de profesores. Comisiones Obreras y varias asociaciones de padres ya han anunciado que planean denunciar esta situación ante la justicia (por el Contencioso-administrativo), ya que, aseguran, incumple la ley de prevención de riesgos. El año pasado, se utilizó el espacio de una de las salidas de emergencia del Miguel de Cervantes como aula, según cuenta la AMPA. “El consejero de Educación pretende normalizar que se dé clase en un pasillo”, comenta una portavoz de CC OO, que afirma que denunciarán cada caso a Inspección de Trabajo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información