Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria impulsó el crecimiento de la economía catalana en 2017

Pere Aragonès niega que el 'procés' haya perjudicado la actividad económica

Vista del puerto de Barcelona.
Vista del puerto de Barcelona.

La industria catalana contribuyó en 2017 de manera decisiva al crecimiento de la economía de la Generalitat. El sector, que creció un 4,9% el año pasado, genera una quinta parte del Producto Interior Bruto (PIB), que en Cataluña registró un aumento del 3,4%, por encima de la media de España, que lo hizo en un 3,1% y de la zona euro (2,4%). Así lo reflejan los datos del Informe anual de la economía catalana 2017, que ha presentado este jueves el vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès.

Junto al consejero, el secretario general, Albert Castellanos, ha explicado que el crecimiento de la industria catalana fue superior al de la zona euro (2,8%), una tendencia que se ha mantenido en el primer trimestre de 2018, cuando el sector creció un 5,2%. Castellanos ha enfatizado el protagonismo de la industria, debido a la media de sus salarios, superior al de otros sectores.

Aragonès ha valorado positivamente las cifras económicas de la Generalitat y ha defendido que el proceso independentista no ha tenido el impacto negativo que se había pronosticado. En este sentido, ha reprochado las críticas que "pronosticaban las siete plagas de Egipto. Estas no han venido, porque tenemos una economía fuerte y diversificada", ha afirmado. Castellanos ha asegurado que la tensión política no ha afectado a la economía. "Los cambios son casi imperceptibles", ha mantenido el secretario de Economía, apoyándose en que el PIB catalán creció un 0,9% durante los tres primeros trimestres de 2017, mientras que en el último trimestre lo hizo en un 0,8%. 

Entre octubre y diciembre del año pasado, sin embargo, el número de turistas cayó un 7% coincidiendo con la escalada de tensión política en Cataluña. También bajó el índice de comercio al detalle un 1,4%. Castellanos ha achacado estos datos a los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils y a las "imágenes de violencia policial" de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. Cataluña recibió el año pasado, no obstante, 19 millones de turistas, un 5% más que en 2016, lo que se tradujo en un gasto de 19.153 millones de euros, un 9,6% más.

2.536 empresas abandonaron Cataluña

El Departamento de Economía reconoce que 2.536 empresas cambiaron su sede social en Cataluña para irse a otra comunidad autónoma. Según el Colegio de Registradores, el saldo negativo es de 1.988 sociedades mercantiles, ya que hubo 548 nuevas incorporaciones. Para Castellanos, el impacto de la marcha de empresas es "muy limitado" y desde Economía destacan que estas compañías no han trasladado sus centros de operaciones.

Más información