Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan forestal de la Xunta prevé duplicar la producción de madera

El documento recoge un incremento del 8% de la masa de eucaliptos, hasta alcanzar las 332.000 hectáreas

Santiago de Compostela
Repoblación de eucaliptos en los montes de Cedofeita (Lugo).
Repoblación de eucaliptos en los montes de Cedofeita (Lugo).

La revisión del plan forestal de Galicia -el actual data de 1992- recoge entre sus objetivos que la producción de madera se multiplique por dos en los próximos 20 años, de modo que alcance los 16 millones de metros cúbicos anuales. El documento, que ha analizado este jueves el Consello de la Xunta, planifica que la superficie destinada a esta producción pase de 980.000 a 1.060.000 hectáreas, es decir, 80.000 hectáreas más.

Según ha destacado la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, en su exposición en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno gallego, el texto busca un reparto "equilibrado" del territorio forestal, "sin demonizar ninguna especie". El 52% del territorio forestal gallego se destinará a producción de madera, el 23% a frondosas autóctonas y castañares y el 24% a espacios abiertos y pastos.

Dentro de la producción de madera, el plan forestal revisado plantea un incremento en 20 años de 25.000 hectáreas (+8%) de la superficie que ocupan las plantaciones de eucaliptales en la comunidad, hasta situar el total en unas 332.000 hectáreas, lo que representa en torno a un 16% del monte gallego. Este y el resto de datos por especies fueron presentados por el director general de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, en abril en la comisión parlamentaria que se creó para estudiar la problemática de los incendios forestales tras la ola del pasado octubre, que arrasó unas 50.000 hectáreas en apenas un fin de semana y se cobró cuatro vidas.

Esta planificación por especies no recibió ninguna alegación, según han resaltado fuentes de la consellería consultadas por Europa Press. Como el documento se encuentra en trámite de información pública, todavía podrá recibir aportaciones.

El modelo para los próximos 20 años, que se podrá revisar "cada cinco años", según ha resaltado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, también propone incrementar los pinares, en concreto hasta casi 530.000 hectáreas (desde unas 433.000 hectáreas actuales), de modo que supongan un 26% de la superficie forestal. Los bosques mixtos (con pinos, eucaliptos y frondosas), que actualmente ocupan unas 253.000 hectáreas, deberán disminuir, según el plan revisado, hasta unas 198.000 hectáreas, algo más del 9% de la superficie actual.

Para las caducifolias también prevé un aumento, de las 366.000 hectáreas actuales hasta más de 400.000 (el 19,75% del monte); al igual que para los castaños, que dentro de 20 años tendrían que acaparar un 3,52% del monte, con más de 71.000 hectáreas (actualmente son unas 45.500 hectáreas). El documento establece para el arbolado ralo, matorrales y pastos, que suponen hoy en día 622.720 hectáreas, una rebaja hasta 496.831 hectáreas, o, lo que es lo mismo, el 24,47% del monte.

La intención del Gobierno gallego es tener aprobado este documento a finales de 2018 o a principios de 2019, "dependiendo del número de aportaciones". Además, Núñez Feijóo ha subrayado que incorporará, "en su caso", las conclusiones que elabore la comisión de incendios. Tanto él como la titular de Medio Rural han hecho hincapié en la voluntad de buscar el "máximo consenso" con los distintos agentes implicados y con toda la sociedad.

Las medidas que contempla el plan suponen 112 millones de euros en 2018 y se planifica un incremento sostenido anual del 1%. El documento incorpora figuras como la del sivicultor activo, incluye las directrices de gestión forestal en espacios protegidos, fomenta las modalidades jurídicas de agrupación de los montes y lleva a cabo, según la Xunta, una promoción "decidida" de la cultura forestal. A mayores, prevé la creación del observatorio forestal de Galicia y de un sistema integrado estadístico sobre esta materia en el ámbito autonómico. En el ámbito normativo, propone el desarrollo y la simplificación de la legislación autonómica en vigor.