Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplazado el juicio a nueve activistas a petición de la familia Franco

Los herederos del dictador han logrado sentarlos en el banquillo por una protesta que pedía la devolución de la Casa Cornide de A Coruña a patrimonio público

Protesta en la Casa Cornide por la que serán juzgados los activistas.
Protesta en la Casa Cornide por la que serán juzgados los activistas.
Santiago de Compostela

El Juzgado de Instrucción número 4 de A Coruña ha aplazado el juicio previsto para este miércoles contra nueve activistas, muchos militantes y miembros del BNG, acusados de participar, el pasado mes de septiembre, en un acto simbólico en la Casa Cornide de A Coruña, propiedad de la familia de Francisco Franco, para reclamar su devolución al patrimonio público. Según han informado fuentes del BNG a Europa Press, el juez ha estimado la petición de la acusación particular, ejercida por los herederos del dictador, de aplazar la sesión, para la que no se ha fijado nueva fecha.

El juicio estaba previsto que se celebrase este miércoles 18 julio, fecha coincidente con el aniversario del golpe de Estado orquestado por Franco en 1936 y que provocó la Guerra Civil. A los denunciados, entre los que se encuentra el secretario de Organización del BNG, Bieito Lobeira, se les acusa de un delito leve de coacciones por haber entrado en el inmueble para colgar una pancarta, un acto que los procesados han calificado de "pacífico" y "simbólico". Para lo denunciados, la acusación "carece de fundamento", ya que se trató de una "ocupación simbólica" en la que no se causó ningún tipo de daño.

Esta causa es la segunda que se abre en Galicia contra activistas que luchan para que los Franco devuelvan al patrimonio público bienes que le fueron entregados al dictador como jefe del Estado durante la Guerra Civil y los 40 años de régimen dictatorial. 19 personas, también vinculadas al Bloque, que entraron hace casi un año en el pazo de Meirás también se sentarán en el banquillo. "Con el acto simbólico y pacífico en la Casa de Cornide no hicieron otra cosa que defender la dignidad del pueblo gallego, la dignidad de las víctimas de la dictadura que aún no recibieron Justicia, ni fueron compensadas, ni a su memoria restituida, y defender los valores más elementales de una democracia que se precie", defiende el BNG.