Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda subió un 8% en Madrid en el primer trimestre de 2018

La cifra supera en cinco puntos la media nacional, según un estudio de BBVA Research

Cartel de una promoción de chalés en Manzanares el Real. Ampliar foto
Cartel de una promoción de chalés en Manzanares el Real.

El precio de la vivienda creció un 7,8% en Madrid en los tres primeros meses del año. La cifra es cinco puntos superior a la media nacional (2,7%), según un estudio de BBVA Research sobre la situación inmobiliaria en la región. El incremento, no obstante, no fue homogéneo. Mientras el coste de los 1.165 inmuebles de nueva construcción que se vendieron aumentó un 4,2%, el de las 18.233 viviendas de construcción antigua transferidas se disparó un 8,1% respecto al mismo periodo de 2017.

“La diferencia en el aumento tiene que ver con la localización. La vivienda usada se concentra en el centro de las ciudades, mientras que las de nueva construcción están más alejadas”, reconoce Félix Lores, experto inmobiliario de BBVA. En su opinión, el precio de las casas en Madrid evoluciona al alza (acumula 14 trimestre creciendo), mientras que en España se ha moderado “de forma transitoria”. Ese incremento incide en el PIB regional, que crecerá por encima de la media nacional, lo que “fomentará la demanda interna y la compra de segundas viviendas en el resto de España por parte de los madrileños”.

El estudio indica que se vende más vivienda y eso, según Lores, está íntimamente relacionado con el aumento del precio. “La gente tiene más renta, se ve con más seguridad en el trabajo y se muda a casas más grandes”. Por municipios, Villaviciosa de Odón es el que mayor variación interanual registra. En un año, el coste por metro cuadrado ha pasado de los 1.751 euros a los 2.006, un incremento del 14,5%. Le siguen Alcobendas (14,4%); Las Rozas (13,6%) y Tres Cantos (12,1%). La capital es la décima localidad en la que más aumentan los precios por metro cuadrado, un 10,3%, pasando de los 2.652 euros en el primer trimestre del año pasado a los 2.924 actuales.

¿Una nueva burbuja?

Desde que en 2013 se registró la primera subida desde el inicio de la crisis, los precios de la vivienda en la capital han aumentado un 21,8%. “Los datos aún están lejos de las cifras que alcanzaron antes de la crisis”, reconoce Lores. A finales de 2007, en la región se pagaba una media de 3.007 euros por metro cuadrado, mientras que en la actualidad no llega a los 2.290, un 24% menos. Para el experto del BBVA, el incremento del número de construcciones y el consiguiente aumento del precio no entraña riesgos para una nueva burbuja inmobiliaria.

Juan José Perucho, director de Ibosa, también cree improbable que vuelva a producirse una nueva burbuja. Según este gestor inmobiliario, aunque “Madrid va a triplicar en 2018 el número de viviendas construidas en 2014”, la cifra sigue siendo aún muy inferior a los datos previos a la crisis. Perucho explica que la escasez de suelo para edificar es una de las cuestiones que mayor incidencia tienen en el aumento del precio de las viviendas, un hecho que obliga a los compradores a buscar residencia en la periferia. “Con 200.000 euros no puedes comprar una casa en Madrid, pero sí en Rivas. Y esto tiene trascendencia en otros aspectos de la vida, como en el aumento de solicitudes de plaza en el colegio”.

El estudio de BBVA, que utiliza datos del Ministerio de Fomento, subraya que en 2017 el peso de la demanda de vivienda principal en Madrid (85%) fue superior a la media nacional (69,4%). Las compras realizadas por extranjeros supusieron el 9,2% del total, una cifra inferior al resto de España, donde se situó en el 16,8%. En general, la venta de viviendas creció un 19,6%, tres puntos porcentuales más que la media española. Los extranjeros impulsaron el crecimiento en la región, con una subida de 26,3 puntos, seguido de los residentes en Madrid (21,4%).

En la Comunidad, la venta de viviendas compradas por vecinos de otra provincia, consideradas como segunda vivienda, se redujo un 7% en 2017 y representó el 5,7% de las operaciones. Barcelona (22%), Toledo (10,1%) y Guadalajara (4%) fueron los principales mercados de origen de los compradores de inmuebles en la región. Los madrileños, no obstante, se decantaron por adquirir casas en provincias como Alicante, Toledo, Valencia y Málaga.

La obra nueva, en alza

El año pasado se firmaron en la región 19.166 permisos de obra nueva, un 15,7% más que en 2016. Se trata, en todo caso, de un incremento notablemente inferior a la media nacional, que alcanzó un 26,2%. El estudio elaborado por BBVA Research destaca que, desde 2013, el número de visados emitidos en Madrid ha registrado un aumento del 209,3%. Pese a ello, el nivel todavía se encuentra muy lejos del máximo alcanzado en 2003, cuando se concedieron 73.325 permisos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram