Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat planta al Gobierno en el Consejo Interterritorial de Salud

La consejera Alba Vergès alega que el único punto de la orden del día es la universalidad sanitaria y esta "ya está garantizada" por una norma catalana

La consejera de Salud, Alba Vergès; el vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía y Hacienda, Pere Aragonès; y el consejero de Educación, Josep Bargalló, se dirigen al Palau de la Generalitat
La consejera de Salud, Alba Vergès; el vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía y Hacienda, Pere Aragonès; y el consejero de Educación, Josep Bargalló, se dirigen al Palau de la Generalitat EFE

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergès, no acudirá este jueves al Consejo Interterritorial de Salud que se celebra en el Ministerio de Sanidad. La Generalitat plantará al nuevo gobierno de Pedro Sánchez en su primera reunión sobre materia sanitaria con las comunidades autónomas. Fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat justifican que "el único punto del día es la ley de universalidad y la Generalitat ya hace tiempo que garantiza ese derecho". Estas fuentes agregan, además, que las relaciones con el Gobierno han de ser "bilaterales, no multilaterales".

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, reunirá mañana a las comunidades autónomas en el que será el primer Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud desde que asumió la cartera de Salud el pasado 7 de junio. El único punto del día es, precisamente, la derogación del Real Decreto 16/2012, que fulminó el acceso universal a la sanidad pública y vinculó la entrada al sistema a las rentas del trabajo (excepto, urgencias, niños y embarazadas). Como consejera de Sanidad en la Comunidad Valenciana, Montón ya había desafiado esta norma del Gobierno de Mariano Rajoy y había devuelto el acceso sanitario gratuito a los inmigrantes en situación administrativa irregular.

Cataluña fue, junto a otras comunidades como la Valenciana, una de los primeros territorios en posicionarse en contra del Real Decreto impulsado por Rajoy. Con la llegada de Carles Puigdemont a la Generalitat, su consejero del ramo, Toni Comín, impulsó una ley de universalización que sorteaba la norma estatal y que contó con el apoyo de la mayoría del Parlament. Sin embargo, el Gobierno de Rajoy recurrió la ley catalana ante el Tribunal Constitucional y el Alto Tribunal la suspendió cautelarmente.

Fuentes de la Generalitat justifican su ausencia precisamente en que, al ser el tema de la universalidad el único punto del día del Consejo Interterritorial, Cataluña no tiene nada que decir: "Nosotros ya hace tiempo que garantizamos esta ley", aseguran estas fuentes. La Generalitat sí ha pedido por escrito al Gobierno de Pedro Sánchez, sin embargo, que retiren el recurso que se interpuso ante el Constitucional en contra de la ley catalana.

Las mismas fuentes señalan, además, que otro elemento "secundario" que explica su ausencia en la reunión está en que las relaciones de la Generalitat con el Gobierno han de tener, al igual que la reunión de Sánchez y el president Quim Torra el próximo 9 de julio, un carácter "bilateral, no multilateral", en alusión a la presencia del resto de comunidades autónomas.