Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras emplaza al PSOE a acabar con “el estado de excepción encubierto” que vive España

El histórico nacionalista arropa a Emilio Cao, el joven de O Carballiño que se enfrenta a más de cinco años de cárcel por delito contra la autoridad

El histórico dirigente del nacionalismo gallego Xosé Manuel Beiras ha instado al PSOE a que, desde su posición de gobierno y apoyado por la mayoría parlamentaria que elevó a Pedro Sánchez a la Presidencia, afronte medidas desde el Congreso para "levantar el estado de excepción encubierto" que, a su juicio, se vive en el Estado español, donde "los poderes han reducido a cenizas los derechos y libertades fundamentales". Beiras ha arropado este viernes a Emilio Cao, el joven de O Carballiño (Ourense) que será juzgado el próximo lunes en Madrid por un supuesto delito de atentado y agresión contra la autoridad, hechos que el acusado niega.

La Fiscalía pide una pena de cinco años y ocho meses de prisión para Cao, que fue detenido en marzo de 2014, cuando tenía 17 años, en una carga policial durante las Marchas de la Dignidad, celebradas en Madrid. El juicio, aplazado hace dos meses, tendrá lugar finalmente este lunes en la capital española, donde Cao estará acompañado por varias decenas de personas que se desplazarán a Madrid en un autobús fletado para la ocasión desde Galicia. La Plataforma Absolución Emilio Cao ha recabado más de 1.300 firmas de representantes políticos y de la sociedad civil a un manifiesto de apoyo. "Mi juicio es una expresión más del autoritarismo de Estado. La solidaridad ciudadana es imprescindible para que esto no siga sucediendo", ha afirmado Cao.

Entre los firmantes se encuentran los alcaldes de A Coruña y Santiago, Xulio Ferreiro y Martiño Noriega; el portavoz nacional de En Marea, Luís Villares; la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón; los escritores Manuel Rivas, Suso de Toro y Teresa Moure; los actores Antonio Durán Morris y Sabela Hermida; y el músico de Siniestro Total Julián Hernández.

"Es fascismo", ha aseverado Beiras en alusión al caso del joven ourensano, que encuadra dentro del "estado de excepción no declarado" que, dice, padece España y al que ha sumado situaciones como "que haya sindicalistas en la cárcel por defender el derecho de huelga" o "dirigentes políticos" en prisión por "liderar un proceso pacífico y pacifista", en alusión a los mandatarios catalanes encarcelados por su participación en el 'procés', informa Europa Press.

El político gallego ha censurado que Emilio Cao "se enfrenta a penas de prisión que no le aplican a (Iñaki) Urdangarin", el cuñado del Rey que ingresó esta misma semana en la cárcel de Brieva, en Ávila, donde ocupará un módulo especial que Beiras ha definido como "un palacete principesco". "Es un régimen absolutamente antidemocrático", ha remarcado sobre España, para luego asegurar que "no se trata de casos concretos", sino que "es algo conjunto". "Emilio Cao es una de las caras de la represión de Estado, pero hay cientos y miles de casos", ha señalado Lucía Suárez, de la plataforma de apoyo al activista.

Beiras ha asegurado que "los aparatos del poder, los tres poderes del Estado" están empleando "métodos totalmente totalitarios, unas veces descarados y otros encubiertos" contra "los ciudadanos que discrepan individual o colectivamente" y que ha derivado en que "los derechos y libertades fundamentales" hayan quedado "reducidos a cenizas". Beiras culpa de dicho "estado de excepción encubierto" al PP, a Ciudadanos --que ha calificado como "el neofascismo"-- y a la "cúpula" del PSOE que "en connivencia" con los partidos citados "hizo abortar entre enero y junio de 2016" la posibilidad de que existiese un gobierno de izquierdas "cuando había una mayoría" en el Congreso para lograrlo.

Ante la llegada al poder de los socialistas tras el triunfo de la moción de censura contra Rajoy, Beiras ha lanzado un mensaje al Ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez: "Si en esta nueva situación quieren demostrar realmente que este estado de excepción encubierto no debería existir, no llega con que empiecen a hablar de dialogar con unos y otros; tienen que levantarlo", ha remarcado.