Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de instituto detenido por colocar cámaras en un baño de alumnos, libre con cargos

La Guardia Civil analiza las grabaciones para aclarar el porqué de la instalación de los dispositivos, realizada por un trabajador que también ha quedado en libertad

La imagen de la entrada del Instituto Sierra del Guadarrama.
La imagen de la entrada del Instituto Sierra del Guadarrama.

El juez de guardia de Colmenar Viejo ha dejado en libertad con cargos, tras ser detenidos, al director y al conserje del instituto Sierra de Guadarrama, en la localidad madrileña de Soto del Real, por instalar una cámara de vigilancia en uno de los baños del centro para, presuntamente, grabar de forma ilegal a los alumnos. Ambos empleados están acusados, en principio, de un delito contra la intimidad, recogido en el artículo 536 del Código Penal.

Fuentes de la investigación han confirmado esta mañana ambas detenciones, de las que informa Abc, practicadas esta semana después de que una madre de un alumno del centro denunciara sus sospechas el 31 de mayo pasado.

Tras la denuncia, agentes del Instituto armado registraron hace dos días las instalaciones del instituto y descubrieron en uno de los aseos para los alumnos de cuarto de la ESO una microcámara de videovigilancia oculta en el sistema de detección de humos.

El alcalde de Soto del Real, Juan Lobato (del PSOE), ha informado de que la cámara instalada en los baños buscaba evitar los actos vandálicos y pintadas que se estaban produciendo y apuntaba a la puerta y no a los inodoros para hacer un control de acceso. El alcalde indica que para poner una cámara es necesario avisarlo, además de dar cuenta a la Agencia Española de Protección de Datos.

Según el regidor de la localidad, el director no ha estado detenido "en ningún momento" y que hoy continúa trabajando en el centro, aunque ayer tuvo que ir a prestar declaración al Juzgado.

Sin embargo, la Guardia Civil sí ha informado de que ambos profesionales fueron arrestados, se les tomó declaración y se les puso en libertad al abrirse una investigación para la instalación de una cámara de vigilancia en uno de los baños del centro para, presuntamente, grabar de forma ilegal a los alumnos.

La Consejería informa de que en cuanto tuvieron conocimiento del suceso trasladaron el caso al servicio de inspección educativa que ha abierto una investigación para averiguar si se tiene que tomar algún tipo de medida cautelar disciplinaria. La Consejería declaraciones en el instituto. La tesis que manejan es, tal y como ha alegado el director, es que se instaló para controlar actos de vandalismo y pintadas que se estaban produciendo en esa zona,

En el despacho del director los agentes hallaron un equipo grabador operativo conectado a la cámara instalada en el baño y cuatro memorias USB con distintas capacidades de almacenamiento. Además de estos dispositivos, la Guardia Civil se incautó de un disco duro interno del ordenador del despacho del director y de otro disco duro externo.

La Guardia Civil está visionando ahora todas las grabaciones decomisadas para analizarlas y ver qué uso se le han podido dar. Hasta el momento no se ha descubierto que las imágenes hayan salido del centro educativo. Fuentes de la investigación están estudiando si la cámara se instaló para evitar que los menores fumaran o para comprobar si se estaban produciendo agresiones entre los alumnos.