Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Artadi no renuncia a la vía unilateral ni a aprovechar las “debilidades” del Estado

Aragonès avanza que no se negociará la soberanía a cambio de más financiación

Elsa Artadi y Pere Aragonès, en la primera reunión del Govern.
Elsa Artadi y Pere Aragonès, en la primera reunión del Govern. GTRES

La consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha dejado claro hoy que el nuevo ejecutivo de Quim Torra no renuncia "de entrada" a la vía unilateral hacia la independencia ni a aprovechar "debilidades" del Estado para alcanzar el objetivo, aunque apuesta por abrir una "negociación". En declaraciones a Catalunya Ràdio, Artadi ha remarcado que el derecho a la autodeterminación de Cataluña es "irrenunciable" y ha considerado "impensable" que España siga mostrando "actitudes más imperialistas que de una democracia".

Si hay "capacidad de negociación con el Estado", Artadi está "a favor" de seguir esta vía acordada, pero si no la hay "deberemos seguir nuestro camino y conseguir la independencia de Cataluña por otros caminos, aprovechando debilidades, fortaleciendo nuestra sociedad, nuestras instituciones". Artadi ha subrayado que no puede descartar la vía unilateral: "No podemos abandonar nada, no tenemos el derecho a hacerlo. No es la prioridad, pero si de entrada renunciamos a la unilateralidad, ¿qué mensaje le estamos dando a nuestra población y a Madrid?".

La consellera ha hecho un llamamiento al Gobierno de Pedro Sánchez a abrirse al "diálogo" y a "reconocer que hay un problema", en lugar de "hacer seguidismo" de PP y Ciudadanos en relación con Cataluña. "Hemos de ver qué quiere hacer Pedro Sánchez. No tenemos ninguna garantía de que haya cambios", ha advertido Artadi, para quien el hecho de que la Fiscalía General del Estado retirase la querella por el proceso independentista sería un gesto significativo. Hasta ahora, ha señalado, ha habido "intercambio de mensajes entre los jefes de gabinete" de Pedro Sánchez y Quim Torra para ir perfilando su primer encuentro.

Por otra parte, ha negado que en la conselleria de Interior se esté preparando una "purga" contra los cargos que colaboraron con la aplicación del 155 y ha recalcado que "si hay que hacer cambios se harán paso a paso" y "con mucho cuidado", sin poner en riesgo la "garantía de la seguridad". Para Artadi, Josep Lluís Trapero "sigue siendo el mayor de los Mossos" d'Esquadra y el hecho de que fuese apartado con el 155 constituye a su juicio "el caso más extremo" de "represión del Estado", ya que supuso una "represalia por su profesionalidad".

La intervención de las cuentas

Por su parte, el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha puntualizado hoy que "no se negociará la cuestión de fondo de la soberanía de Cataluña a cambio de un nuevo sistema de financiación o la cesión de impuestos", y ha reclamado una negociación bilateral con el nuevo Gobierno del Estado. En declaraciones a TV3, el vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat ha confirmado que, una vez ya ha sido desactivado el 155, su prioridad será pedir que se levante la intervención de las finanzas de la Administración catalana que tuvo lugar en noviembre de 2015, puesto que "no se puede tratar a Cataluña de forma distinta" en esta cuestión.

Pere Aragonès ha pedido, en este sentido, al nuevo Gobierno del PSOE que se constituya en los próximos días que dé "señales" de que desea el diálogo y el entendimiento con Cataluña, y para ello es fundamental, ha dicho, "desmontar el aparato de control, que tiene una parte represiva", establecido por el Gobierno del PP. El nuevo conseller de Economía está convencido de que "el control de presupuestos y tesorería" aprobado por el Gobierno del PP "era ilegal, y si se confirma esto a través de la resolución del recurso presentado ante el Tribunal Supremo, pediremos responsabilidades por el daño causado".

Por lo que respecta a la negociación del sistema de financiación autonómico, Aragonès ha puntualizado que "no se puede sustituir la negociación política de fondo sobre la soberanía de Cataluña por un nuevo modelo de financiación o más IRPF". "Esto podía suceder hace veinte años, pero las cosas han cambiado mucho", ha indicado, y además "hay mucha gente en la cárcel", aunque a la hora de abordar la cuestión del nuevo modelo de financiación "de entrada pediremos que se cumpla íntegramente el actual" puesto que la Generalitat no recibe los recursos que estaban previstos por la falta de inversión estatal.

En cualquier caso, ha explicado el conseller de Economía, "trabajaremos para que haya una relación bilateral, de tú a tú, que es lo que corresponde, y que es lo útil, ya hemos visto de lo que sirven las reuniones multilaterales" conocidas como "el café para todos". No ha descartado que la Generalitat pueda asistir a reuniones multilaterales porque "estaremos allí donde se hable aunque sólo sea de un euro destinado a los catalanes", pero ha considerado imprescindible establecer, ha insistido, "la negociación bilateral" de gobierno a gobierno.