Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra pide reunirse con Sánchez para que le explique cuál es su plan para Cataluña

El presidente catalán no aclara si piensa desobedecer para conseguir la independencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la entrevista.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la entrevista.

El presidente de la Generalitat Quim Torra pidió anoche al nuevo jefe del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, que revele cuál es su plan para Cataluña y rechazó que todo se limite a una política de “gestos”, como por ejemplo la elección de ciertos perfiles para puestos claves como el delegado del Gobierno. En una entrevista a TV3, el president aseguró que la intervención económica sobre las cuentas del Govern se levantará, si bien seguirá en vigor el control derivado del Fondo de Liquidez Autonómica, previo al artículo 155 de la Constitución.

Torra aseguró que ya se ha intercambiado mensajes con Sánchez y que planean reunirse en un futuro cercano. Las reuniones más inminentes serán con los grupos parlamentarios, empezando por la líder de Ciudadanos y jefa de la oposición, Inés Arrimadas. También aseguró que quiere verse con entidades que no defiendan el independentismo e insistió en que su gestión política irá dirigida a todos los catalanes, ya sean o no independentistas.

A Sánchez, dijo Torra, le pedirá que le explique qué piensa de tres temas. Primero, su posición sobre “sobre el respeto escrupuloso a los derechos civiles y libertades”; después sobre la posibilidad de rescatar las leyes sociales que el pasado Gobierno recurrió ante el Tribunal Constitucional y algunas ya han sido anuladas y, finalmente, su visión sobre “la autodeterminación de Cataluña”.

"Mi hija está en un CDR"

La relación del nuevo Govern con la CUP será básica. Aunque la ventana está abierta con otras formaciones, hasta ahora los anticapitalistas pueden llegar a ser muy necesarios. El presidente Quim Torra ha asegurado en su entrevista que piensa contar con la CUP y ha considerado que "siempre ha formado parte de la solución". "Los tengo en casa", ha respondido cuando el entrevistador le preguntó por su relación con los anticapitalistas

Torra ha comentado que uno de sus hijos votó a la CUP en las pasadas elecciones y que otra de sus hijas forma parte de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR).

El president también ha revelado que no se ha querellado contra el exdirigente socialista Alfonso Guerra, tal y como había anunciado, pero piensa hacerlo. "Para un catalán demócrata, llamarle nazi es lo peor que se puede hacer", ha dicho, recordando a los miles de catalanes que tras el exilio acabaron en campos de concentración.

Cuando el director de la televisión pública catalana, Vicent Sanchis, le recordó que la posición sobre este último punto era clara, Torra le pidió a Sánchez que “asuma riesgos”, una coletilla que ha repetido en varias ocasiones durante sus últimas intervenciones. “Queremos saber si es el Pedro que votó el 155 o el que en su discurso de investidura había abierto algunas puertas”, afirmó

El president no aclaró si piensa desobedecer a las normas españolas en un momento dado, en su camino para alcanzar la independencia de Cataluña. Se trata de un objetivo que aseguró sigue estando vigente. “Yo prefiero hablar de oportunidades, de crear momentos. Y el momento ahora es de restitución”, aseguró Torra.

La defensa de la libertad de expresión, dijo el presidente catalán, también es una de sus prioridades y pidió a los no independentistas que sean “comprensivos” con lo que significan símbolos como los lazos amarillos. También insistió en la necesidad de liberar los que considera “presos políticos”. “No es una obsesión, es un compromiso vital. Es el tema que provoca toda esta excepcionalidad”, aseguró.

Torra defendió el llamado espacio libre de Bruselas, el órgano paralelo al Parlament que se encargará de abanderar el llamado “proceso constituyente” y que se dedicará a la internacionalización de la situación catalana. “No se puede pagar con dinero público”, dijo Torra, si bien no aclaró cómo se financiara.

La hemeroteca sigue persiguiendo al president. Torra ha vuelto a justificarse ante los posicionamientos supremacistas que destilan algunos tuits y artículos suyos de hace años. Aunque ha pedido perdón de nuevo, ha dicho que no se puede excusar por practicar un periodismo que responde a cierta “tradición irónica”.