Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes pide recuperar su plaza de funcionaria en la Universidad Complutense

La expresidenta de la Comunidad de Madrid pertenece a la categoría de técnico A

Cristina Cifuentes, el día que dimitió.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes (Madrid, 1964) ha solicitado reincorporarse a su puesto en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) tras renunciar el pasado lunes a su acta de diputada en la Asamblea de Madrid. Según ha confirmado a este diario un portavoz de la universidad, Cifuentes ha presentado un escrito de renuncia a la excedencia que se le había concedido por ostentación de cargo público. La noticia fue adelantada por El Independiente.

La Ley del Estatuto Básico del Empleado Público establece que el trabajador debe solicitar su reingreso al cargo público en el plazo de un mes a partir de la finalización del motivo de la excedencia. Este paso es fundamental para no perder la plaza de funcionario, con independencia de que luego continúe en la institución o se decante por otra actividad profesional. Cifuentes es funcionaria de la Complutense desde hace 27 años. 

La expolítica entró en la Complutense como técnico B de Administración y Servicios en 1990 por "turno libre", siendo su rector Gustavo Villapalos (1987-1995) a quien Cifuentes había apoyado desde que entró como estudiante de Derecho en el campus. Un año después se convirtió en diputada regional, pero se mantuvo apegada al campus. Entre 1995 y 1999 dirigió el Colegio Mayor Universitario Miguel Antonio Caro, de la UCM, que hospedaba solo a mujeres.

En 2001, disfrutando ya de una excedencia, la expresidenta subió a técnico A de la Complutense. Este concurso interno ha sido muy cuestionado en distintos medios en esta legislatura desde que elPlural informase en 2015. Lo presidía el gerente general, Dionisio Ramos, uno de sus mejores amigos. Una relación tan intensa que los ecos de sociedad del diario ABC recogieron en 1993 como Cifuentes había sido junto a Villapalos testigo de la boda de Ramos. Esta proximidad inhabilitaría a este último para presidir las oposiciones que pasó Cifuentes pues, según recogía el reglamento del concurso, debían de abstenerse de formar parte del tribunal quien tuviese "amistad o enemistad manifiesta" con alguno de los opositores. La entonces política obtuvo la novena mejor nota de los 12 funcionarios que ascendieron.

Cifuentes pide recuperar su plaza de funcionaria en la Universidad Complutense

En 2003, dos años más tarde de las oposiciones de Cifuentes, Dionisio Ramos se vio implicado en el Tamayazo que impidió a los socialistas gobernar la Comunidad de Madrid. Y en el curso 2011-2012 Ramos y Cifuentes fueron teóricamente compañeros de pupitre, pues ambos cursaron el polémico máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos.

Este posgrado y las imágenes de un supuesto hurto en un supermercado forzaron a la política a dimitir como presidenta regional el pasado 25 de abril. Dos días después Cifuentes abandonó el cargo de presidenta de los populares madrileños y el pasado lunes, 7 de mayo, devolvió su acta de diputada de la Asamblea de Madrid. La expolítica, bajo la lupa de la UCO por el dudoso contrato de la cafetería del parlamento madrileño, pierde de esta manera el aforamiento que retrasaría los plazos en el hipotético caso de ser investigada (antes imputada).

En las últimas semanas Cifuentes ha negado cursar el máster para “engordar su currículum”. Aseguró haberse matriculado por interés en la materia (derecho autonómico). Este título, sin embargo, proporcionó en 2012 a Cifuentes los créditos académicos suficientes para poder hacer el doctorado y defender una tesis doctoral. Convirtiéndose en doctora, Cifuentes podría abandonar su puesto en Administración y Servicios y dedicarse a la docencia. Tres fuentes de la Rey Juan Carlos, donde cursó el máster, aseguran a este diario que este era el propósito de Cifuentes y que incluso llegó a tantear un posible director de tesis.

 La expresidenta querría, por tanto, seguir el mismo camino que su hermana, Margarita Cifuentes quien, tras defender una tesis de Historia en la cincuentena, ha dejado sus tareas en una biblioteca de la Rey Juan Carlos para ser desde 2016 profesora visitante de la misma universidad.

 En al menos tres entrevistas de 2012 (año del máster), Cristina Cifuentes, recién nombrada delegada del Gobierno en Madrid, contó que estaba haciendo el “doctorado”. En Twitter hay, incluso, rastro de la supuesta redacción de la tesis. En septiembre de 2009 escribió: “Voy a trabajar un poco en la tesis, que la tengo completamente abandonada. Buenas noches a todos :-)”. Y en abril de 2010: “Aquí estoy, bajo el cielo plomizo de Madrid, intentando… (con escaso éxito) retomar mi tesis doctoral”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información