Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rock en las aulas

La Universidad Miguel Hernández cuenta con la primera escuela pública dedicada a la música más influyente del siglo pasado

El músico Miguel Ríos tras ser investido 'honoris causa'. Ampliar foto
El músico Miguel Ríos tras ser investido 'honoris causa'.

Miguel Ríos se convirtió el pasado 26 de enero en doctor honoris causa de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. La distinción otorgada al cantante granadino no es para nada casual, sino la consecuencia lógica de la apuesta del campus universitario por el género musical más influyente del pasado siglo. La Escuela de Rock de la UMH, la primera de su clase existente en una universidad pública española, nació en 2014 para cobijar un título propio, el de Experto universitario en rock. “La intención de la escuela es vincular el rock a la universidad como una herramienta cultural desde la que transmitir valores y formación”, explica a El PAÍS su director, Álvaro García del Castillo.

“Uno de nuestros objetivos es certificar de alguna manera la experiencia y los conocimientos de muchos músicos que se quieren dedicar a la docencia”. El título de experto en rock incluye 200 horas de formación musical semipresencial durante cinco meses en cuatro especialidades: batería, guitarra, bajo y voz. Las clases se imparten a través de una plataforma on line desde la que los estudiantes siguen a los profesores y en la que graban sus prácticas. Una decena de alumnos ha completado la última edición. “El perfil es muy variado. Tenemos a gente de toda España. La mayoría pretende validar sus aptitudes para dedicarse a la docencia, mejorar su técnica con algún instrumento o busca simplemente una satisfacción personal”, señala García del Castillo.

Saber dirigir a otros músicos, adquirir capacidad de improvisación y liderazgo encima del escenario, limpieza en la ejecución, el fraseo musical o aumentar de rango vocal, son algunos de los fines de esta titulación propia para la que la UMH realiza unas pruebas de acceso. Entre las asignaturas teóricas que se imparten destacan las relacionadas con la historia y los orígenes del rock y otras con títulos tan sugerentes como El boom de los Beatles, Los Rolling a la psicodelia y El esplendor de los 80.

Aunque no son conocidos por el gran público, los profesores que han colaborado con la escuela durante el pasado año gozan de un reconocido prestigio profesional y un amplio bagaje en su especialidad musical. Son Pedro Antonio Vázquez, que ha impartido las asignaturas de Ritmo y Percusión, Erika Albero (voz y coros); Maxi Caballero (teoría musical y armonía); Jafeth Castillo (técnica y expresión en bajo y guitarra); Eduardo García (amplificadores, pedales y sonidos) y la experta en coaching María Dosil.

La UMH, que ha creado también su propia cátedra de rock, con el artista Miguel Ríos como padrino honorífico, completa esta formación con numerosos talleres, cursos y jornadas, algunos de ellos de carácter gratuito, en los que participan profesionales de la música. En esa oferta destacan el taller Live Jam o los relacionados con la producción musical, la síntesis y la mezcla. “Tratamos de ofrecer una amplia formación tanto desde el punto de vista teórico como práctico. Es importante, por ejemplo, el coaching aplicado a la música, aprender a gestionar los miedos cuando te subes a un escenario", comenta el director. “La música abarca muchos conceptos y algunos de ellos tienen que ver con la difusión”, añade. En ese contexto se enmarcan las charlas y conferencias que imparte por toda España García del Castillo, la participación del centro en un reciente congreso sobre libertad de expresión celebrado en Elche, y las jornadas Periodismo y Rock.

La escuela, adscrita al vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria, tiene también una participación activa en su propia radio universitaria, edita una revista en Internet, HelikeLeuka, y quiere abrir su propio canal musical en Youtube. El doctorado de Miguel Ríos supone un espaldarazo a toda esa labor del campus ilicitano. “Es un honor tener con nosotros al padre del rock en España”, precisa García del Castillo, que piensa tomarle la palabra al músico granadino y aceptar su ofrecimiento de colaboración.