Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vueling y Ryanair capitalizan el tirón de actividad en El Prat

EasyJet resiste pero Norwegian se ve penalizada por la cancelación de dos de sus rutas

Avión de Vueling despegando del aeropuerto de Barcelona.
Avión de Vueling despegando del aeropuerto de Barcelona.

El aeropuerto de El Prat toma altura empujado, principalmente, por un par de potentes motores: Vueling y Ryanair. Las dos aerolíneas de bajo coste capitalizan el crecimiento de actividad del aeropuerto barcelonés. La filial de Iberia y la compañía irlandesa logran sumar pasajeros incluso fuera de la temporada alta y consolidan su posición de liderazgo en El Prat, ante el pinchazo acusado por Lufthansa, Air Europa, British Airways y, sobretodo, Norwegian. EasyJet resiste pero Norwegian se ve penalizada por la cancelación de dos de sus rutas.

Durante una conferencia en la escuela de negocios Esade de Barcelona, el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, cuestionó el plan director que ha desarrollado el Ministerio de Fomento para evitar el colapso en el aeropuerto de El Prat. El boceto defendido por el ministro Iñigo de la Serna prevé que el aeropuerto de Girona se convierta en una cuarta pista del aeródromo barcelonés. El máximo directivo de Vueling, sin embargo, pone en duda que la estrategia sea buscar soluciones a 100 kilómetros de Barcelona y asegura que todavía queda margen para optimizar el uso de las pistas del Baix Llobregat.

A Sánchez-Prieto le va el negocio en ello. Es en El Prat donde Vueling concentra su estrategia de crecimiento y la compañía no oculta que su plan de expansión “pasa por Barcelona”. De los 112 aviones que posee la aerolínea, 52 tienen este año su base en El Prat, lo que le permite ofrecer un 11% más de plazas que el año pasado. Vueling copa el 37% del negocio en el aeropuerto de Barcelona. Y su actividad no se frena. Ha arrancado 2018 mejorando las cifras de 2017 y rompiendo la barrera del millón de pasajeros en el mes de enero. Solo Ryanair aguanta a rueda. La compañía irlandesa de bajo coste ha ganado pasaje pero ve como Vueling toma distancia.

Easyjet, por su parte, se mantiene en una estable tercera posición, prácticamente calcando los registros de actividad que tuvo en la pasada temporada de invierno. Norwegian, en cambio, pasa de ser la cuarta a la séptima compañía de El Prat por volumen de actividad. La cancelación de la ruta a Bilbao, tres vuelos diarios, y Palma, cuatro vuelos diarios, ha penalizado los resultados de la escandinava. Fuentes de la compañía niegan cualquier alarmismo y apuntan que 2018 va a ser “un año de consolidación”. La actividad en los vuelos internos apenas va a variar en comparación con el año pasado pero, en cambio, si se prevé un fuerte empuje de los vuelos con Estados Unidos. Un total de 359.000 plazas se ponen a la venta entre finales de marzo y octubre, lo que representa un aumento del 225%.

En ese terreno, en los vuelos transatlánticos, es donde la compañía escandinava va a toparse con la dura competencia de Level. La enseña del grupo IAG para los viajes internacionales de bajo coste ha revitalizado el ajetreo de la estructura de Iberia en Barcelona. A final de mes va a estrenar el vuelo directo a Boston.

Más información