Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas llenan el Paseo de Gràcia contra la desigualdad de género y la violencia machista

Más de 200.000 personas acuden a la manifestación, según la Guardia Urbana

Protestas y piquetes en el centro de Barcelona este jueves por la mañana.

Miles de personas llenan este 8-M el Paseo de Gràcia para protestar contra la desigualdad de género y la violencia machista bajo el lema Juntas somos más. La asistencia masiva ha desbordado las previsiones de los organizadores, hasta el punto que si bien estaba previsto que la cabecera se ubicara al final de la avenida, esta finalmente se situó a la altura de La Pedrera. A las 18.30, cuando oficialmente debía arrancar, cientos de personas seguían saliendo de las bocas del metro con globos de color lila y carteles contra la discriminación y la violencia. "No es una fiesta, nos están matando", rezaba una de las pancartas, que quería dejar claro el tono reivindicativo de la marcha. 

La huelga feminista convocada para el día de hoy se ha dejado notar en Barcelona, que ha amanecido con cortes de tráfico y complicaciones en el transporte público. La movilidad se ha visto afectada por la actividad de los piquetes informativos, que han paralizado varios puntos de la red de transportes, y el seguimiento de los paros en el Metro y Renfe, que está funcionando con servicios mínimos. Tras la hora punta, y a la espera de las manifestaciones del mediodía, el tráfico en el centro de la ciudad se ha ido normalizando. La huelga se está dejando notar sobre todo en los sectores de la educación, la sanidad, la limpieza y la comunicación. Los paros también han empezado este mediodía en las plantas de Seat y Nissan, donde se han leído sendos manifiestos. En cambio, los comercios permanecen mayoritariamente abiertos.

Este mediodía miles de personas se concentran en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. Allí se manifiestan sobre todo trabajadoras del sector de limpieza y, en especial, las autodenominadasKellys, uno de los colectivos más precarizados, a gritos de "¡Hoy no limpiamos, mañana ya veremos!". A esa manifestación han acudido la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau; el líder del grupo municipal del PDeCAT, Xavier Trias, junto a Neus Munté, que se postula como candidata a la alcaldía en las próximas elecciones municipales; el líder de ERC en el Ayuntamiento, Alfred Bosch, y del grupo socialista, Jaume Collboni.

A la vez, cientos de estudiantes se han concentrado en la plaza Universitat y han emprendido marchas que discurren en sentidos opuestos hacia la Gran Via y la calle de Pelai. Allí han empezado a hacer presión sobre varios comercios, obligando a cerrar a tiendas como Women's secret y Bershka de la calle de Pelai o el McDonald’s, Carrefour y Starbucks, en La Rambla. Otra manifestación ha salido de la plaza de Sant Jaume hacia la Via Laietana.

A primera hora de mañana, la Gran Via de Barcelona estaba completamente vacía. En cambio, las calles adyacentes registraban retenciones. Además de en esa avenida, los atascos se han dado sobre todo en la avenida Meridiana, la Diagonal y las Rondas. En el transporte público, los sindicatos CGT y CNT habían convocado huelgas de 24 horas. A primera hora, las líneas 1, 2 y 3 han funcionado con trenes cada cinco minutos; en la línea 4 lo hacían cada seis minutos y medio, y en la línea 5, los intervalos eran de cuatro minutos y medio.

El tráfico en Barcelona a las 11.00. En amarillo, el tráfico denso. ampliar foto
El tráfico en Barcelona a las 11.00. En amarillo, el tráfico denso.

Los autobuses han operado con normalidad, si bien su frecuencia se ha visto alterada por los cortes de tráfico. Los trenes de Cercanías, en cambio, circulan con servicios mínimos (el 50% en horas punta y el 25% el resto del día), mientras que una ocupación de las vías en Sant Cugat ha interrumpido el servicio de Ferrocarrils de la Generalitat fuera de la ciudad de Barcelona. Los autobuses hacia al aeropuerto también han reducido a la mitad sus frecuencias.

Momentos de tensión con un piquete

Concentración delante de la fábrica de Nissan en la Zona Franca.
Concentración delante de la fábrica de Nissan en la Zona Franca.

Varios grupos de activistas se han sentado en la Gran Via para alterar el tráfico. Uno de ellos lo ha hecho en la plaza de les Glòries, uno de los principales accesos a la ciudad, de modo que han quedado afectados los dos sentidos de la marcha. En el otro extremo, otro grupo ha hecho lo mismo a la altura de La Campana. Ya algo más tarde, una treintena de mujeres se ha sentado en la confluencia entre la Gran Via y la calle de Urgell, lo cual ha obligado a desviar el tráfico por la calle de Sepúlveda, que ha quedado colapsada. Agentes antidisturbios de los Mossos han desalojado finalmente a las activistas con algunos empujones, lo cual ha provocado los únicos momentos de tensión que se han vivido esta mañana.

La portavoz de CC OO en Cataluña, Montse Ros, destaca el seguimiento que está teniendo la huelga en sectores como la enseñanza –en especial universidades y centros de Secundaria—, el personal de limpieza, el transporte público o los periodistas. Los medios de comunicación públicos, por ejemplo, han visto alterada su programación por la huelga. El sindicato está especialmente satisfecho por la participación de la industria que, recuerda Ros, es un sector integrado mayoritariamente por hombres. Las asambleas de trabajadores de grandes empresas como Nissan o Seat han acordado paros de dos horas con concentraciones. “Nos hemos propuesto que la jornada no sea simbólica, sino el punto de partida para abrir convenios y concretar medidas para subir salarios, en especial los más bajos, resolver la contratación parcial e incluir planes de igualdad, además de seguir luchando para proteger a las víctimas de la violencia machista”, ha explicado Ros.

Las fábricas de Seat y Nissan, de momento, están operando con normalidad esta mañana, según han informado los sindicatos. Sin embargo, la producción se verá afectada por paros parciales pactados para cada uno de los turnos. Coincidiendo con uno de ellos, entre las 11.30 y las 12.40 ha habido un paro delante de la fábrica de Seat de Martorell, a la que ha acudido el presidente de la automovilística Luca de Meo. En Nissan, se ha llevado a cabo un paro de dos horas a partir de las 12.00. En ese espacio de tiempo se ha leído un manifiesto conjuntamente con otras empresas del sector como Covestro, Lear, Cromogenia y Akco Novell. A continuación, ha arrancado una manifestación que ha discurrido por el polígono de la Zona Franca.

En cuanto a los hospitales, los servicios de urgencias, al igual que las unidades de cuidados intensivos, coronarias, de hemodiálisis, neonatología, partos o tratamientos de radioterapia y quimioterapia contarán con todo el personal habitual. En el barrio de Gràcia, esta mañana las trabajadoras de la Agencia de Salud Pública de Barcelona han desplegado una pancarta en favor de la igualdad de género. En la educación, el seguimiento está siendo desigual. En las escuelas Vedruna (concertada) y Rius i Taulet (pública) del distrito hay normalidad. En cambio, en la escuela infantil Sant Medir rigen los servicios mínimos: hay 15 niños de los 87 habituales y cuatro de los ocho educadores. Los servicios mínimos dictados por el Ministerio de Empleo establecen que haya en Infantil y Primaria un docente por cada seis aulas. Sindicatos de profesores y de estudiantes han llamado a adherirse a la huelga feminista, aunque algunos de ellos optan por huelga de 24 horas y otros por paros parciales, en un ámbito en que la mujer supone tres de cada cuatro docentes.

En las universidades, el paro ha sido más amplio. El campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra está hoy completamente vacío. En la Universidad de Barcelona (UB) algunas facultades también han suspendido clases. Los decanos de las facultades de Filosofía y Geografía e Historia de la UB han emitido un comunicado en el que han anunciado la "suspensión de la actividad académica" ante la imposibilidad de acceder al edificio.

Los comercios de la ciudad, en cambio, han optado mayoritariamente por abrir, informa Josep Catà. Las tiendas del centro no se han unido a la huelga, a pesar de que grupos de piquetes que ahora van hacia la plaza de Sant Jaume las animan a cerrar. Ha habido excepciones. La librería La Central del barrio barcelonés del Raval ha decidido echar el cierre y ha colgado un cartel informando que se une a los paros feministas de este jueves.

La jornada arrancó con una marcha nocturna convocada ayer a las 20 horas en la plaza de Joanic, en el barrio de Gràcia de Barcelona. Cerca de medio millar de mujeres se concentraron tras una pancarta que rezaba: "Autodefensa feminista. Organizamos la rabia”. Durante el recorrido se realizaron varias pintadas.

Más información