Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament reivindica el referéndum ilegal y la figura de Puigdemont

La resolución ha sido impulsada por Junts per Catalunya y apoyada también por ERC y la CUP

El hemiciclo catalán, este jueves.

El Parlament de Cataluña ha aprobado este mediodía una resolución impulsada por Junts per Catalunya -con el visto bueno de ERC y la CUP- que denuncia la "destitución ilegal e ilegítima" de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y reivindica el reférendum ilegal del 1 de octubre. El documento exige que "cesen las injerencias" del Gobierno del Estado ante las "instancias jurisdiccionales y el Tribunal Constitucional al pretender impedir la materialización de la voluntad democrática de los representantes del pueblo de Cataluña, como la que fue expresada en el 1-O". La propuesta ha prosperado con 68 votos a favor y ocho en contra. Las formaciones constitucionalistas, Ciudadanos, PSC y PP, no han participado en la votación si bien han permanecido en el hemiciclo.

El texto polémico, el del artículo 6bis de la proposición aprobada, dice: "El Parlament exige que cesen las injerencias del Gobierno del Estado ante las instancias jurisdiccionales y el Tribunal Constitucional que pretende impedir la materialización de esta voluntad democrática de los representantes del pueblo de Cataluña así como la que fue legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre".

El artículo polémico

Este es el artículo 6.bis de la propuesta de Junts per Catalunya y transaccionada con la CUP que no han votado los partidos constitucionalistas. El punto ha sido aprobado por 68 votos a favor y 8 en contra (los diputados de Catalunya en Comú).

6is. "Exige que cesen las injerencias del Gobierno del Estado ante las instancias jurisdiccionales y el Tribunal Constitucional que pretenden impedir la materialización de esta voluntad democrática de los representantes del pueblo de Cataluña así como la que fue legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre. Determina que este Parlament y su presidencia activen de manera inmediata todos los instrumentos y procedimientos pertinentes para garantizar sin restricciones los derechos civiles y políticos de todas y todos sus electos, restablecer todas sus instituciones, empezando por su Presidencia, y sus facultades para legislar y gobernar en favor de los derechos sociales, civiles y políticos de todos y todas las catalanas, sin exclusiones, construyendo un país justo, inclusivo y solidario con todo el mundo, como ahora en materia de restitución de lo establecido en leyes y decretos sociales y medioambientales aprobados en esta Cámara en la pasada legislatura y suspendidos por el Tribunal Constitucional”.

Los letrados de la Cámara habían advertido en la Mesa de que ese punto en concreto podía contravenir los autos y las diferentes sentencias del Tribunal Constitucional y de, hecho, los miembros de la Mesa ya fueron advertidos por el Alto Tribunal cuando se planteó la investidura telemática de Carles Puigdemont. El diputado del PSC, David Pérez, miembro de la Mesa, ha recordado que, por ejemplo, no se puedan dar curso y se debían suspender cualquier acuerdo que contravenga las decisiones del Constitucional. Junts per Catalunya también ha aceptado una modificación de su documento, que dice: "Constata que las elecciones del 21 de diciembre han ratificado la mayoría de las fuerzas independentistas, esto es, de las formaciones políticas favorables a una acción republicana de gobierno y a la constitución de Cataluña como un estado independiente en forma de república". Este punto no fue objetado por los letrados.

Ciudadanos ha avanzado que presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional al estimar que sus derechos han sido vulnerados. La formación considera que la Mesa debía calificar todos los escritos antes de su votación y que no lo hizo. Roger Torrent, presidente del Parlament, sostiene, sin embargo, que las transacciones nunca se tramitan en la Mesa y que forman parte de la esfera del debate entre partidos. "En la técnica parlamentaria nunca pasan por la mesa las transacciones, que busquen en las actas", dicen fuentes de la presidencia de la Cámara.

Los dirigentes de Junts per Catalunya, el vicepresidente primero de la Mesa, Josep Costa, y el secretario primero, Eusebi Campdepadrós, han respondido hoy a la Fiscalía que los parlamentos "no delinquen" y que el independentismo sabe "cómo defenderse", por lo que no permitirán que "se criminalicen ideas". La Fiscalía anunció ayer miércoles que actuaría contra la Mesa  si mantenía la admisión a trámite de una enmienda de la CUP a una propuesta de resolución de Junts per Catalunya. Los anticapitalistas querían que la Cámara autonómica "se reafirme y reitere la declaración de independencia" aprobada ilegalmente el pasado 27 de octubre.

El debate se ha iniciado con una bronca jurídica parlamentaria entre el president Rogert Torrent y el grupo de Ciudadanos. Ambos diferían en la forma como se debe tramitar una transacción de proposición. El debate ha empezado al final con media hora de retraso.

Ciudadanos. La líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha asegurado que su propuesta de resolución quiere traer "realismo" al Parlament de Cataluña. También ha cargado contra la propuesta de las formaciones independentistas pues no tienen "ni hoja de ruta ni planes para los catalanes". También ha adelantado que no participará en la votación de la resolución pactada por los independentistas para legitimar a Carles Puigdemont.

Junts per Catalunya. El diputado Quim Torra ha comenzado su intervención recordado a los líderes independentistas y exconsejeros en prisión preventiva y en criticar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Respecto a la propuesta de resolución pactada con la CUP ha asegurado que "es el punto de partida del proyecto republicano que queremos ofrecer a los catalanes". Así mismo ha reivindicado que su formación será "leal a la voluntad expresada en las urnas".

Catalunya en Comú. Xavier Domènech, portavoz de los comunes, ha urgido a la mayoría independentista a formar un Govern para recuperar el autogobierno. El diputado ha considerado que la estrategia secesionista está ya agotada y que no tiene perspectiva de futuro. “Y eso lo constatan los debates sobre legitimidad. Tienen mayoría para gobernar pero no para declarar la independencia. Para avanzar hay que reconstruir y no ver lo rápido que nos la volvemos a pegar contra la pared”, ha afirmado. Por ello, Domènech ha alertado que la eventual candidatura de Jordi Sánchez a la presidencia puede llevar aún a un mayor bloqueo. Los comunes quieren que el Parlament apruebe hoy una resolución de defensa de la inmersión lingüística.

Partit dels Socialistes. Miquel Iceta, líder del PSC, ha defendido que los siete millones y medios de catalanes tienen como mínimo el “derecho a que se ponga en marcha el reloj” de la investidura. “La primera pregunta es bien sencilla", ha dcho. "¿Se acepta el maco legal vigente o no?", ha sostenido afirmando que no tiene sentido recuperar una república que “no nació” y que ha dejado un país dividido. El socialista ha señalado que se trata de “un engaño” y ha urgido a los independentistas a asumir “el principio de realidad”. “La única legalidad democrática ampara en el Parlament. Los consells de la república no pueden sustituirlo”, ha señalado asegurando que quizá la virtudes de las enmiendas de la CUP era laclrar las "intenciones de todo el mundo".

Partido Popular. Xavier García Albiol ha afirmado que el Pleno refleja la situación de “surrealismo” de la situación política catalana con la huida de Puigdemont, con los reproches de los socios independentistas y Ciudadanos que no ha realizado nada para gobernar pese a ganar los comicios. “Ha buscado un formato para disimular”, ha remarcado. “Están inmersos en una especie de guerra santa contra el Estado”, ha insistido. El popular ha avisado que investir a Jordi Sánchez sería seguir instalados en "el día de la marmota" para enquistar el conflicto. El popular ha afirmado que la propuesta independentista es un “engaño” y ha pedido realismo. “Den el paso y regresemos a la realidad”. Albiol ha defendido el papel de Estado –“Es una actuación proporcional y gradual”- pero no ha amenazado, como dijo este miércoles, con el endurecimiento del artículo 155.

CUP. Carles Riera, portavoz de la CUP, ha defendido que comparten la reivindicación de que se legitime a Puigdemont al tiempo que ha denunciado que sus socios potenciales han “cedido” a las presiones del Estado. “La prioridad no es recuperar el Govern sino restituir la república”, ha afirmado señalando que no será efectiva en el exilio. No se ha quedado ahí: ha recriminado a Junts pero Sí y al Govern que dejaran en el ámbito declarativo la proclamación de la república desoyendo la movilización. “Cada vez que retrocedemos un paso, el Estado avanza dos”, ha señalado mostrando su “perplejidad” de que “la Santa Inquisición” haya intentado bloquear enmiendas para que fueran debatidas.

Cuixart desde prisión: "Volveremos a votar"

AGENCIAS

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha afirmado hoy en una carta abierta desde la cárcel Soto del Real, en donde está en prisión preventiva por el proceso independentista, que "volveremos a votar, pero necesitamos coser y recoser" la sociedad catalana.

En una carta manuscrita de Cuixart que ha publicado esta mañana Rac1, justo en el día que se celebra el primer pleno de la nueva legislatura catalana, el presidente de Òmnium ha admitido tener una "obsesión: nos hemos explicado poco y mal y no es ningún reproche a nadie, pero no podemos renunciar a seguir siendo sociedad civil y yo, que soy poco de banderas, no podemos renunciar ni a la senyera, ni al catalanismo, ni al 1 de octubre, ni a la convicción de que solo llegaremos si vamos juntos".

Más información