Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 43% de los barceloneses pagan más alquiler del que pueden asumir

El Observatorio Metropolitano de la Vivienda constata el aumento de la población que destina más del 40% de su renta a la vivienda

Alquiler en Barcelona
Mery y Gotzon, con sus dos hijos, en el salón de su piso.

Los alquileres y los precios de la vivienda no paran de crecer en Barcelona y su área metropolitana. Y los sueldos se mantienen, si se tiene trabajo. El resultado es de primero de economía doméstica: el esfuerzo que se destina a pagar la vivienda aumenta. Y aumenta tanto, que cada vez está poniendo a más familias en riesgo, según los primeros datos que ha publicado el Observatorio Metropolitano de la Vivienda de Barcelona.

En el caso del alquiler, el Observatorio ha constatado que un 43% de las familias destinan más del 40% de sus ingresos a pagarlos, un porcentaje que los estándares europeos llaman la "tasa de sobrecarga". En este sentido, la tasa de sobrecarga de Barcelona y su área supera en un 65% la de la media europea (del 28%).

Los primeros datos publicados por el Observatorio Metropolitano, que pretenden aportar información para diseñar políticas públicas no son nada alentadores. Al contrario, porque evidencian las dificultades de la población para mantenerse en su casa. Indican, por ejemplo, que en solo tres años el precio de compra de la obra nueva ha subido un 20%; el de la segunda mano un 43%; y los alquileres un 30%. O que los alquileres indefinidos están en peligro de extinción, solo representan un 2%. O que se dobla la población pendiente de pagar hipoteca, que pasa del 11% al 22%. O que las compraventas por parte de sociedades ya alcanzan casi el 18%. O que en Barcelona ciudad ya se paga más por vivir de alquiler (824 euros al mes) que en pisos de compra (818 euros de hipoteca media). 

Hay otros datos llamativos, como el que apunta que, en Barcelona, cae el porcentaje de vecinos que cuando cambian de domicilio se queda en la ciudad. Es lo que se conoce como tasa de autocontención. De rozar el 80% en 2013 ha caído progresivamente hasta el 73% en 2016. Por barrios, la tasa ha bajado del 26% en 2013 al 22% en 2016. "La caída muestra que aumentan quienes no pueden mantenerse en el municipio o en su barrio", ha subrayado la presidenta del Observatorio, Carme Trilla. "Un datos sobre el que hay que poner máxima atención", ha alertado.

De hecho, el Observatorio destaca el "incremento y cronificación de personas mal alojadas": 4.300 sin techo, 4.600 personas sin vivienda propia, 18.300 a punto de tener problemas para pagar alquileres o hipotecas o 4.700 en viviendas sobreocupadas. Unas cifras que han provocado que se disparen los solicitantes de vivienda pública en la capital, pero sobre todo se han disparado en su entorno, hasta alcanzar las 73.000 personas.

Respecto a la tasa de sobrecarga, Trilla ha alertado de que sumando vivienda y alquiler, en el área de Barcelona hay 300.000 familias en situación de riesgo, porque destinan más del 40% de su renta a pagarse el techo. Mientras, Barcelona y su área metropolitana siguen teniendo un parque de vivienda social muy reducido, de entre el 1% y el 2% del total, ridículo si se compara con otras ciudades europeas. En Ámsterdam el parque público alcanza casi el 50%, en Berlín es del 30%, en Londres supera el 20% y en París está por encima del 15%.

Con las más de 50 páginas de cifras en la mano, Trilla ha lanzado recomendaciones como combinar las acciones para paliar las emergencias con acciones estructurales "más contundentes". Por ejemplo, utilizar el planeamiento urbanístico para aumentar el parque público de vivienda, con cesiones y reservas de suelo para vivienda protegida.

En este sentido, los alcaldes presentes en la presentación, encabezados por la de Barcelona, Ada Colau, que preside el Área Metropolitana, han vuelto a recordar que sus competencias son limitadas, mientras lidian a diario con el drama y el Estado ha reducido un 70% su presupuesto para vivienda. Un dato que también ha puesto sobre la mesa el secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala. Antoni Balmón, alcalde de Cornellà y vicepresidente del Área, ha lamentado que "vuelva a salir más a cuenta comprar que alquilar una vivienda". Desde la Diputación de Barcelona, su presidenta y alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa ha defendido "intervenir en el precio del alquiler de manera consensuada con medidas políticas en el índice de referencia y equiparándolo a los estándares europeos".

Más información