Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado por delito de odio el concejal que posó ante un agente de la Guardia Civil con una nariz de payaso

Jordi Pesarrodona está citado a declarar ante la juez el 23 de abril

Jordi Pesarrodona, ante el Departamento de Gobernación.
Jordi Pesarrodona, ante el Departamento de Gobernación.

El concejal de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), Jordi Pesarrodona, ha sido imputado por un presunto delito de odio y resistencia grave durante los registros de la Guardia Civil a diferentes consejerías de la Generalitat el 20 de septiembre de 2017. El edil de ERC permaneció durante unas tres horas al lado de los agentes que custodiaban la puerta del Departamento de Gobernación con su nariz de payaso, protagonizando una de las imágenes virales de la jornada. Pesarrodona ha confirmado a este diario que deberá declarar el 23 de abril en el juzgado de instrucción número 2 de Manresa por estos dos delitos.

Pesarrodona está convencido de que las acusaciones “caerán por su propio peso” y asegura que se encuentra “tranquilo, sereno y fuerte”. El concejal de este pequeño municipio de Barcelona de 10.802 habitantes asegura que ayer conoció que la magistrada había decidido sumar a su causa el atestado de la Guardia Civil en el que le acusa de cometer un delito de odio y de resistencia grave. A estos supuestos delitos se suma el de desobediencia, por el que ya prestó declaración el pasado 7 de febrero. Entonces, el regidor de Cultura se acogió a su derecho de no responder a las preguntas de la magistrada.

Por otra parte, el concejal está citado a declarar el 18 abril, pero en esta ocasión a raíz de una denuncia presentada junto a una veintena de personas contra la Guardia Civil por las cargas policiales del 1 de octubre en su municipio. Sant Joan de Vilatorrada fue uno de los puntos donde se produjeron los episodios más violentos por la acción policial contra los vecinos que se concentraban en un colegio electoral. Durante ese “ataque” de los agentes, según Persarrodona, una persona resultó herida en la falange de un dedo.