Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sastre virtual para dar con la talla

La UPC crea la aplicación ‘ISizeYou’, que toma las medidas del comprador de ropa por Internet con solo dos fotografías

La aplicación móvil desarrollada por Intexter para acertar la talla.
La aplicación móvil desarrollada por Intexter para acertar la talla.

El mayor temor a la hora de comprar ropa por Internet es no acertar la talla y recibir a casa las camisas o los pantalones que uno ha elegido, pero demasiado largos o demasiado cortos. Este es uno de los motivos por los que los productos de moda no consiguen triunfar en Internet tanto como los tecnológicos o los electrónicos: en España, solo el 15% de las compras en línea corresponden al sector textil. Así, para comprar bien la ropa por Internet, solo faltaba una especie de sastre virtual que determinase las medidas de cada comprador y las pusiese en relación con los productos de las tiendas.

El Institut d’Investigació Tèxtil i Cooperació Industrial (Intexter) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) de Terrassa ha creado la primera aplicación móvil que puede solucionar este problema y facilitar la experiencia de compra. La aplicación ISizeYou solo necesita dos fotografías del usuario para dar con las medidas del comprador. Con los datos ya en el sistema, las tiendas en línea que hayan adquirido el programa mostrarán sus productos recomendando la compra según la talla que necesita el usuario.

“Esto mejorará la competitividad de las empresas”, explica José Antonio Tornero, investigador del proyecto. Pero no solo eso. La práctica habitual de los usuarios es comprar los productos y, si no son de la talla esperada, devolverlos. “Esta práctica genera un tránsito anual en Europa de 65.000 kilogramos de ropa usada, el 40% de la ropa comprada por Internet, lo que supone unas emisiones de 11.000 toneladas de CO2”, destaca Tornero.

El objetivo de la aplicación, pues, es doble: por un lado dinamizar el e-commerce del sector textil, y por otro contribuir a la sostenibilidad reduciendo las emisiones. “Después de un año centrando los esfuerzos en la parte tecnológica del proyecto, ahora toca centrarse en la explotación de la aplicación: el reto es que participen los grandes comercios”, explica el investigador.

La continuidad del proyecto está impulsada por las empresas iDeal y Holonix y por tiendas de ropa como la italiana Piacenza. En el sitio web de esta marca está en pruebas la aplicación, y la intención de los promotores es que otras marcas se unan al proyecto.

Para garantizar la privacidad de los usuarios, la aplicación toma las fotos de espaldas y sin mostrar la cara del comprador. En el servidor solo se conservan las medidas (el peso, la altura), con las que el programa hace un cálculo automático para determinar la talla de cada prenda de ropa.

La aplicación está en fase de pruebas y, según Tornero, tienen que pasar todavía tres meses para evaluar su funcionamiento. El objetivo, no obstante, es dar el salto al mercado en el segundo semestre del año y tener una presencia significativa en las tiendas en línea a partir de 2019. En el horizonte también está el poder extender esta tecnología a otros sectores, como el mobiliario, el del material de oficina o el de la automoción.

La aplicación forma parte del proyecto Morpheos, que cuenta con un presupuesto de un millón de euros (el 70% de la financiación viene del programa Horizon 2020 de la Unión Europea) y que está integrado por seis socios, entre universidades, empresas y tiendas.