Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya busca una investidura “telemática”de Puigdemont

Junts per Catalunya medita reformar el reglamento de la Cámara catalana

Jordi Turull en el acto en defensa del referéndum, el 27 de septiembre.

Tras la tregua de las fiestas navideñas, los partidos catalanes comienzan los diálogos sobre la configuración del Parlament surgido tras el 21-D. Las negociaciones se dan a dos bandas: por un lado la composición de los órganos del legislativo y las del futuro Govern. Junts per Catalunya, la lista de Carles Puigdemont, ha puesto este miércoles sobre la mesa una propuesta inédita: una investidura telemática del expresident, para la que sería necesaria una reforma del reglamento del Parlament.

La diputación permanente se ha reunido este miércoles para debatir un posible recurso contra la aplicación del artículo 155 y la actividad volvió a los pasillos de la Cámara catalana. Las reacciones, sin embargo, se han centrado en la intervención del exportavoz del Govern, Jordi Turull. En una entrevista a Catalunya Ràdio, ha asegurado que Junts per Catalunya explora “todas las vías” para lograr que Puigdemont sea investido, incluyendo una reforma de las normas de la Cámara para permitir una investidura a distancia. Con todo, el también diputado electo ha recordado que “la voluntad de Puigdemont es volver y la presión más que ponerla en Bruselas se debe poner al Estado”.

El expresident sabe que cumplir su promesa electoral de regresar es casi imposible por la investigación judicial en su contra y que lo llevaría a prisión preventiva de manera automática. La vía alternativa implica reformar el reglamento para que pueda hacer su discurso de investidura a distancia.

Este plan tiene varias dificultades. Primero, las reticencias de Esquerra que insiste en que el expresident cumpla con su retorno. Después, si bien los independentistas tienen 70 escaños, hay ocho votos que no se podrían delegar: los correspondientes a los tres electos en prisión y los cinco que están en Bruselas. Esto afectaría tanto para la investidura como para cambiar el reglamento.

Turull ha reafirmado que su grupo votará para que Carme Forcadell repita como presidenta del Parlament. Los partidos también esbozan una configuración de la Mesa que dejaría por fuera a Catalunya en Comú, que sí tuvo una silla la pasada legislatura. Junts per Catalunya tendría dos puestos, los mismos que ERC y Ciudadanos. El PSC tendría otro.