Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acudir pronto al pediatra con el bebé reduce problemas

Una experiencia piloto del hospital La Paz disminuye los ingresos de recién nacidos en el hospital

Sara León y su bebé con la pediatra de su Centro de Salud, en el Barrio del Pilar.
Sara León y su bebé con la pediatra de su Centro de Salud, en el Barrio del Pilar. EL PAÍS

Sara León, 34 años, dio a luz a su hijo Ignacio el pasado 15 de noviembre en el hospital de La Paz. El niño nació en la semana 40 y pesó 4,1 kilos, bien rollizo. Le dieron de alta a los dos días y salió del hospital con una cita cerrada con su pediatra para tres días después, el día 20. “Le hizo el chequeo primero la enfermera y luego la pediatra y nos dijeron que todo iba perfectamente”, sonríe su madre.

Esta sencilla gestión administrativa está reduciendo la llegada de bebés con problemas de alimentación, deshidratación o de ictericia al servicio de urgencias infantil de La Paz (el área de urgencias de adultos está masificado: el sindicato de Enfermería de Madrid ha denunciado que hay más de diez pacientes por enfermera). En lugar de recibir un consejo verbal como se hace habitualmente —con la recomendación de llevar al bebé al pediatra en los próximos diez días— los padres salen del hospital con una cita ya cerrada con el pediatra. De esta forma, además, se refuerza la asistencia a los centros de salud, en lugar de a los hospitales, ya que muchos de ellos están saturados.

El Hospital Universitario La Paz y los 20 centros de salud de su zona de referencia han puesto en marcha este programa para reducir la morbilidad y evitar ingresos hospitalarios del recién nacido sano, además de fomentar la lactancia materna tras el alta hospitalaria de la Maternidad. “La idea es acercar la maternidad al hogar”, empieza Adelina Pellicer, jefa de sección del servicio de Neonatología del hospital La Paz. “Se constató que un porcentaje de los padres luego no acudían a la cita que les daba verbalmente y decidimos dársela directamente”, dice Pellicer.

No es la primera iniciativa que se pone en marcha para bebés sanos, el primer hospital que lo hizo fue el Infanta Leonor, más pequeño, pero en La Paz han decidido ampliar el proyecto e introducir en él a los prematuros tardíos, los nacidos entre la semana 35 y 38, y mandarlos a casa siempre que pesen al menos 2 kilos. Estos padres reciben también una cita en su servicio de atención primaria para el bebé y desde allí, si hubiera dudas o consultas concretas, el pediatra podrá comentarlas con personal del hospital gracias a una interconsulta electrónica.

“Entendemos que en Madrid norte, los centros de salud que participan en el proyecto están bien formados y el nivel sociocultural de la población nos permitía ser más atrevidos”, continúa Pellicer. “La tasa de ingresos hospitalitarios de los bebés está entre el 1% y el 4% y en La Paz es del 1,2%”.

Cristina Cedru es la coordinadora de los 20 centros de salud que pertenecen a La Paz, del norte de la ciudad. “En el hospital en el primer semestre han nacido un total de 2.621 bebés”, empieza. “De ellos, 1.164 pertenecen a alguno de los 20 centros de salud asociados. El 87,7% de ellos salió con una cita en su centro de salud, y el 80% acudió a la misma. De todos ellos, 95 fueron atendidos en el Servicio de Urgencias del hospital dentro de los 10 primeros días tras el alta. Consideramos que la experiencia está siendo un éxito y esperamos que se amplíe”, termina Cedru.

La intención de la Comunidad es ampliar la iniciativa a toda la red. Por ahora el proyecto beneficia a los recién nacidos de los 20 centros de salud de la Dirección Asistencial Norte que trabajan con el Hospital Universitario La Paz. Se trata de los centros de salud de los distritos municipales de Fuencarral-El Pardo, Tetuán y Chamartín, además de los municipios del área norte de la Comunidad de Madrid: Tres Cantos, Colmenar Viejo, Soto del Real y Manzanares el Real.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram