Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP decide de forma abrumadora concurrir a las elecciones catalanas

La formación apuesta por liderar una lista propia pero ve “ilegítimas” las elecciones

Asamblea de la CUP en Granollers. Atlas-Quality

La CUP ha decidido este domingo de forma abrumadora en una asamblea celebrada en Granollers (Barcelona) concurrir a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre a través de una candidatura que liderará. Con un censo de 1.125 afiliados, el 91,6% (1007) apostó por participar mientras el 7,8% (86 militantes) votó en contra. Los anticapitalistas apostaron además, con un 64% de sufragios, por utilizar la misma fórmula que aplicaron en las elecciones del 27 de septiembre de 2015, esto es, liderar bajo sus propias siglas una candidatura lo más amplia posible y “claramente rupturista, independentista y de izquierdas”. “Son elecciones ilegítimas e impuestas pero pese a eso merece la pena estar”, ha afirmado la exdiputada Anna Gabriel.

La asamblea ha acordado, en este ocasión, tomar una decisión de forma rápida y lejos de los maratonianos cónclaves celebrados hace dos años cuando tenían que decidir si daban apoyo o no a Artur Mas. Los anticapitalistas tenían de entrada que elegir entre no concurrir y hacerlo y de esta opción pendían tres escenarios: una lista sin políticos para convocar en tres meses elecciones constituyentes; sumarse a un frente o impulsar la propia. Cualquiera de estas tres opciones debía superar el 50% de los votos para ser validada. No ha hecho falta una segunda vuelta. Con el 64%, venció repetir la candidatura de ir solitario aunque abierta a los sectores que se quieran sumar a la misma.

La decisión de la CUP supone un nuevo revés, el segundo en 24 horas, que recibe la lista unitaria que promueve Carles Puigdemont y el mismo PDeCAT. Esquerra ya aprobó el sábado sus candidaturas y los anticapitalistas lo harán el miércoles a través de una votación telemática. Fiel a su filosofía, ninguno de los diputados, al menos en principio, repetirá mandato. Gabriel ha defendido concurrir al alegar: “Merece la pena estar no solo por nosotros. Y más que nunca porque se lo debemos a la gente que defendió los colegios y a los que participaron en las dos huelgas generales”.

En el discurso final de la asamblea, menos concurrida de lo previsto, Gabriel y la portavoz del secretariado, Núria Gibert, señalaron que los objetivos de la organización serán en el próximo mandato materializar la república; apoyar el proceso constituyente, detener el artículo 155 y lograr la libertad de los presos, exiliados y el resto de “represaliados”. La exdiputada ha constatado la necesidad de seguir siendo “claves” frente a quienes no tenían claro como “se asaltaba el poder” –en referencia al ERC y el PDeCAT- o frente a los comunes de Ada Colau a quienes afeó que equiparen la Declaración de independencia con el 155. “La mejor estructura de Estado debe ser el contrapoder popular”, ha zanjado.

Más información