Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC tendrá a Junqueras como candidato y reserva un puesto en la lista para Forcadell

Los independentistas dan el portazo definitivo a una lista conjunta con Puigdemont

Junqueras serà número 1 de ERC por Barcelona.

Esquerra Republicana ha dado el portazo definitivo a la candidatura por firmas impulsada por el entorno del expresident Carles Puigdemont. El partido ha aprobado esta mañana los primeros puestos de sus listas con vistas a las elecciones del 21 de diciembre, que serán lideradas por los exconsejeros de la Generalitat. El exvicepresidente Oriol Junqueras será número uno por Barcelona; Dolors Bassa, por Girona y Meritxell Serret, por Lleida. También se reserva un puesto para la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a la espera de que ella tome una decisión sobre su futuro político.

El partido de Junqueras había planteado que los diputados con procesos judiciales abiertos por defender el proceso independentista fueran a las listas. Sin embargo, la actual secretaria primera de la Mesa del Parlament, Anna Simó, no estará en la candidatura republicana pero por decisión personal. Tras cuatro legislaturas en la Cámara catalana, la también exconsejera no irá a la lista, una decisión que, según ha recordado en Twitter, había tomado hace dos años.

El exvicepresident liderará la lista por Barcelona. Las candidaturas serán cremallera. La número dos será Rovira y después irá Raül Romeva. El exconsejero de Justicia, Carles Mundó, irá en la quinta posición. El exresponsable de Sanidad, Toni Comín, de número siete. La candidatura republicana la cierra el politólogo Ramón Cotarelo. Fuentes de la formación explicaron que el número cuatro está reservado para Forcadell, a la espera de que tome una decisión personal. Sobre la presidenta del Parlament pesa una advertencia del Tribunal Supremo sobre los riesgos que corre si vuelve a salirse de la legalidad.

Los socios de la ANC votan a favor de la lista única

À. PIÑOL

Los socios de la Asamblea Nacional Catalana han decidido que la entidad promueva una única candidatura del bloque soberanista para las elecciones del próximo 21 de diciembre. El secretariado de la entidad convocó a sus afiliados y simpatizantes a una consulta interna que arrojó anoche el resultado siguiente: el 85% (9.992) de los afiliados votaron a favor mientras 1.379 (11%) lo hicieron en contra. 254 (2,1%) optaron por la abstención.

Más de 11.000 socios han participado en la votación, una de las que ha despertado mayor interés en la ANC, incluida la que planteó la necesidad de hacer un referéndum. El resultado refuerza la tesis de Carles Puigdemont y del PDeCAT, partidarios de una única candidatura. La votación supone una presión añadida a Esquerra, que ayer mismo aprobó sus propias candidaturas. La ANC informó ayer que los resultados son “claros pero no definitivos”, al haberse registrado incidencias durante la votación telemática, que duró 30 horas. La pregunta a los socios ha sido: “¿Quieres que la ANC promueva una única candidatura del bloque soberanista abierta a los líderes políticos y de la sociedad civil encarcelados y presionados judicialmente?”

Miembros de la ANC participaron, sin éxito, en las negociaciones para que el PDeCAT y ERC reeditaran su coalición. La única opción es que cuaje una lista impulsada por una agrupación de electores que debería registrarse el próximo viernes. “Trabajaremos como nexo de unión entre todas las posibles candidaturas para conseguir una lista única”, dice la ANC en un comunicado.

Tanto en Girona como en Lleida, dos exconsejeras también serán la cabeza de cartel: Dolors Bassa y Meritxell Serret, respectivamente. El partido aún no ha revelado si Carme Forcadell irá en sus listas ni cuál será el encaje con Demòcrates, los democratacristianos independentistas.

En un consejo nacional menos concurrido que en los últimos celebrados por ERC, la número dos del partido, Marta Rovira, ha esbozado cómo se relacionará con las otras listas independentistas. “Tenemos una candidatura en absoluta coordinación y cooperación con las otras listas que defiendan los valores democráticos, desde la diversidad que tenemos en nuestro país”, ha asegurado Rovira.

“Es una lista para hacer y construir república”, ha resumido la dirigente republicana. Los tres puntos básicos sobre los que pivotaría la unidad de acción de las listas según la propuesta de ERC son “poner fin a la represión política”; “arrancar de las manos del Gobierno español las instituciones democráticas y ponerlas en las manos de los ciudadanos de este país” y luchar por los derechos civiles y humanos.

Una plataforma había anunciado el pasado viernes la intención de recoger las 55.000 firmas para presentar una candidatura bajo el modelo de agrupación de electores, sin siglas, y que aglutinara a todo el independentismo de cara al 21-D. El expresident Puigdemont se propuso para liderarla. Pese a la presión, los republicanos han decidido seguir su camino en solitario. Tienen todas las encuestas a su favor y creen que su tiempo de ser la fuerza hegemónica en Cataluña ha llegado.

Rovira, además, ha vuelto a insistir en la liberación de los exconsejeros presos. “La mayoría del Partido Popular, Ciudadanos y los socialistas sigue sin ofrecer garantías democráticas de para al 21-D”, se quejó la líder del partido ante la ausencia de Junqueras. “Queremos ir en condiciones de libertad y que se ponga fin a las persecuciones ideológicas. Ser independentista en España es un reto, es la excusa para ser encarcelado”, ha añadido.

Más información