Independencia Cataluña

La CUP no descarta concurrir a las elecciones del 21-D

Los anticapitalistas afirman que están analizando por "responsabilidad" todos los escenarios y que la militancia en todo caso decidirá

Núria Gibert, portavoz de la CUP, este domingo.ATLAS (atlas)

La CUP ratificó ayer que “no avala” la aplicación del artículo 155 y que, por tanto, considera que Carles Puigdemont es el presidente de la Generalitat pese a haber sido destituido por Mariano Rajoy. Su objetivo prioritario es desplegar y hacer efectiva ya la república y rechaza las “imposiciones y elecciones”, pero la formación anticapitalista deslizó que la situación es tan “compleja” y “cambiante” que ahora mismo no descarta ningún escenario, incluido concurrir el 21 de diciembre. “Sería irresponsable como actor político decir que no lo analizamos porque analizamos siempre todos los escenarios. No lo descartamos porque no descartamos absolutamente nada”, matizó la portavoz Núria Gibert.

Más información

Más de 200 cargos electos de los anticapitalistas —cuentan con 380 y 20 alcaldías y gobiernan en coalición nueve municipios— se reunieron en Sabadell (Barcelona) para abordar la situación política. Gibert recalcó que los catalanes han dejado de ser “súbditos” y que ya no tienen “ni Rey ni virreina”, en clara referencia a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que ha asumido el control político y administrativo de la Generalitat.

Gibert avisa que los catalanes no tienen Rey ni "virreina" e insta al Govern a desplegar la República

Por ello, la CUP mostró su apoyo “sin fisuras” al Govern pero en el cónclave se constató una queja generalizada ante “la falta de concreción y de confusión” en la puesta marcha de la república. “Hay una demanda de claridad”, dijo Gibert. “Apoyamos al Govern legítimo pero se necesita abrir las puertas y ventanas para que corra el aire”. Al menos hasta ayer, no se había publicado la declaración de la república en el Diario Oficial de la Generalitat (DOG).

Parte del independentismo está estudiando y debatiendo la posibilidad de ir a las elecciones para no regalar su capital electoral a sus rivales políticos. Y eso implicaría renunciar a la declaración de independencia. “¿No descartáis concurrir a las elecciones?”, se le preguntó a la portavoz. “Ahora mismo puedo decir lo que estamos haciendo hoy y ver cómo concretamos la república”. Y cuando se le repreguntó: “Pueden cambiar muchísimas cosas en días. No avalamos el 155 pero no queremos ser cerrados e irresponsables y todos los escenarios están sobre la mesa”, señaló, afirmando que serán la militancia y el consejo político los que decidan la mejor opción.

Catalunya en comú rechaza el frente soberanista

Catalunya en Comú rechazó ayer formar parte de un bloque soberanista en las elecciones del 21 de diciembre, convocadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien la formación no reconoce sin embargo como máxima autoridad de Cataluña.

En declaraciones a RAC1, la portavoz de la formación, Elisenda Alamany, dejó claro que la formación no se plantea “ahora mismo” formar parte de un frente común soberanista “de cara al 21 de diciembre”, pero también destacó que están “al lado de las autoridades catalanas”.

Los anticapitalistas se reunieron por la tarde con los denominados comités de defensa de la república que se han constituido en Irlanda, Escocia, Quebec y Galicia. En ese contexto, el exdiputado Benet Salellas fue más preciso y en un mensaje a Catalunya en Comú aclaró que no se puede rehabilitar el “régimen del 78” y que la CUP no permitirá regresar “a la casilla de salida”. “Nos mantendremos en la de la república. No podemos entender que alguien vaya a las elecciones como si no hubiera pasado nada”, dijo, según informa el diario Ara.

Salellas hizo así alusión a las “amenazas” de que la Fiscalía impute un delito de rebelión a Puigdemont, castigado con 30 años de cárcel, o el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, respectivamente.

Gibert, por la mañana, se mostró comprensiva con la decisión del jefe de los mossos Josep Lluís Trapero, que ha acatado su destitución. “No entraremos nunca a juzgar a las personas en lo que crean que tienen que hacer en un marco de represión tan bestial. La desobediencia la ejercemos pero no la exigimos”. Los plazos están muy acotados y en el caso de las coaliciones el límite para presentar las candidaturas se agotaría el próximo día 7. La CUP es una organización asamblearia y transversal y Salellas abogó por construir un frente amplio para defender la república e iniciar el proceso constituyente.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50