Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Terrassa dimite y deja el PSC por el apoyo de su partido al 155

Jordi Ballart se marcha lamentando el “giro a la derecha” de su partido

Jordi Ballart, durante su renuncia.
Jordi Ballart, durante su renuncia.

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha anunciado este jueves que deja la alcaldía de la cuarta ciudad de Cataluña y que se ha dado de baja de su formación el Partit dels Socialistes (PSC) “por coherencia, dignidad y por no querer seguir formando parte de un partido que ya hace tiempo que me ha dejado de representar”. En una comparecencia en que ha leído una declaración, y no ha aceptado preguntas, Ballart ha asegurado que es un día “de paz interior”, debido a las tensiones que ha mantenido con el partido desde hace tiempo. El alcalde de Terrassa ya anunció hace unas semanas que dimitiría si el PSC apoyaba la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ha admitido que esto ha sido “la gota que ha colmado el vaso”, pero que el descontento viene más atrás por “el giro a la derecha del partido”.

Buena parte del discurso del alcalde dimisionario ha estado centrado en criticar tanto el PSC como el PSOE. A este último le ha reprochado el incumplimiento que hizo su líder Pedro Sánchez del “no a Rajoy” e intentar desalojar de La Moncloa el presidente actual. Según Ballart, esto habría evitado “la catastrófica situación” política en Cataluña. También ha lamentado que el PSC haya perdido, según él, “la S de socialista y la C de Cataluña” porque “ha renunciado a los valores e ideales de la socialdemocracia y de la catalanidad”. Ballart ha elevado el tono asegurando que un “partido no es un convento o un ejército que funciona a base de “ordeno y mando”, sino que deberían ser espacios para “la discrepancia en libertad”. “Los partidos actuales, la mayoría, están degradando la democracia”, ha añadido.

Ballart ha confesado que su relación con el partido no ha sido buena en los últimos tiempos. En algunos momentos, “mi partido a nivel nacional no ha estado a mi lado”, ha deplorado. También se ha mostrado decepcionado por haber descubierto “la connivencia del partido con ciertos poderes y lobbies económicos” y ha confesado haber soportado “fuertes presiones” en momentos en que se ha enfrentado con ellos.

Ballart ha apuntado que “no será el primero ni el último” de los cargos socialistas que deje el partido. De hecho, varios concejales de Terrassa ya anunciaron que seguirían los pasos del alcalde si este se marchaba. Ballart es uno de los cuatro alcaldes socialistas que hace unos días firmaron un manifiesto desmarcándose de la decisión del PSC de apoyar el 155.

Finalmente, Ballart ha hecho un repaso de sus cinco años en la alcaldía (a la que llegó después de la dimisión de Pere Navarro, entonces primer secretario del PSC), en la que ha destacado hechos como el proceso de municipalización del agua o el convertirse en el primer municipio que ha multado a los bancos por tener pisos vacíos.