Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas otras cinco personas por los ataques violentos el 9 d’Octubre

El número de arrestados desde el día en que se sucedieron los hechos se eleva a nueve

Agresión a un joven que participaba en la manifestación del 9 d'Octubre de Valencia.
Agresión a un joven que participaba en la manifestación del 9 d'Octubre de Valencia. BIEL ALIÑO EFE

La policía nacional ha detenido a otras cinco personas -ayer lunes a cuatro y este martes a una quinta- por su presunta relación con los actos violentos protagonizados por grupos ultra de extrema derecha el pasado 9 d'Octubre en València. En total, el número de arrestados asciende actualmente a nueve.

Las cuatro detenciones se añaden a las otras cuatro realizadas entre el miércoles y el viernes de la semana pasada. De hecho, la Fiscalía Provincial de València abrió de oficio una investigación por estos incidentes, que se produjeron en una manifestación vespertina no autorizada el 9 d'Octubre, Día de la Comunitat Valenciana, por parte de un grupo de violentos de extrema derecha a participantes y periodistas que cubrían la manifestación convocada por la Comissió 9 d'Octubre bajo el lema Sí al valencià.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, remitió la pasada semana un informe al ministerio público con las primeras investigaciones de la Policía e identificaciones.

Paralelamente, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó en Fiscalía una denuncia para que se investigasen estos ataques, que atribuyen a "integrantes" del grupo ultra Yomus.

Por su parte, Movimiento contra la Intolerancia también denunció ante la Fiscalía de delitos de odio de València estas agresiones al considerar que pueden ser constitutivas de un delito de odio por motivos ideológicos, castigado con una pena de prisión de uno a cuatro años; de lesiones, penado de tres a tres años de cárcel; de asociación ilícita, así como de otro por impedir el legítimo ejercicio de la libertad de manifestación, penado de dos a tres años si realizan con violencia.

Más información