Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exhibición nazi del 9 d’Octubre, sin responsables

Delegación de Gobierno: "Se actuó conforme a la ley y se cumplió el objetivo básico"

No se evitó que hubiera incitaciones al odio durante toda la marcha

En la procesióncívica del pasado 9 d’Octubre hubo saludos a la romana, exhibición de simbología fascista, consignas nazis como Sieg Heil y amenazas de mandar a Artur Mas a la cámara de gas. Estos hechos, que han causado revuelo en las redes sociales, merecieron este viernes la condena del Ayuntamiento y la oposición. La Delegación de Gobierno manifestó también su "profundo rechazo", aunque es la última responsable del buen transcurrir de la marcha.

Imágenes de un aficionado con los 'ultras' el 9 d'Octubre. / INTERSINDICALRTVV

Dicha institución asegura que "se consiguió el objetivo básico, que era evitar choques", y que los antidisturbios que acompañaban al grupo de radicales "cumplieron en todo momento con la normativa". Lo cierto es que los agentes apercibían a los ultras de cuando en cuando, con lo que estos escondían su parafernalia fascista, solo para sacarla de nuevo a la primera ocasión. Las incitaciones al odio se repitieron durante toda la procesión.

En el caso de Barberá, es como cuando se le acusaba a Arzalluz de poner el objetivo para que ETA golpease

Joan Ribó, Compromís

El portavoz municipal de Compromís, Joan Ribó, informó de que una militante de su coalición y una amiga fueron agredidas por estos elementos al acabar el recorrido. Ribó cree que el discurso de la alcaldesa, Rita Barberá —que invitó a identificar a los partidos catalanistas— está detrás del ambiente que se respiró el pasado día 9. En declaraciones a este medio, hizo un paralelismo "con los años del terrorismo, en que a Xabier Arzalluz se le acusaba de marcar los objetivos para que luego ETA golpease".

Los socialistas pidieron una investigación formal al entender que podría haber delito de alteración de la convivencia, mientras que Esquerra Unida anunció una batería de preguntas al Consell sobre la actuación policial. Los populares, por su parte, aseguraron estar en contra de "cualquier incitación a la violencia".

"Por cuenta propia"

El grupo estaba formado por 30 individuos de marcada estética neonazi —cabezas rapadas, tatuajes y botas— que marchó entre el GAV (Grup d’Acció Valencianista) y el partido España 2000. Al ser inquirido por este diario, uno de los miembros del grupúsculo espetó que iban “por cuenta propia”. El líder de España 2000, José Luis Roberto, se desvinculó ayer “totalmente de ellos”.

Según fuentes de este diario, Valencia NR —por nacional-revolucionarios— tiene un local en el barrio de Patraix y tiene su origen en diferentes organismos y tendencias de la ultraderecha valenciana.

Más información